“Si venís a mi casa os regalo un cachorro”, así engatusó a tres niños un reincidente sexual de Criptana

Belén Rodríguez Ciudad Real
Ocurrió en Campo de Criptana en junio de 2018 / Lanza

Ocurrió en Campo de Criptana en junio de 2018 / Lanza

La fiscalía pide 8 años de cárcel por este nuevo supuesto de abuso sexual que no pasó a mayores porque la Policía Local, alertada por un vecino, se presentó en la vivienda del pederasta

A.J.M.C., un vecino de Campo de Criptana de 60 años, condenado en tres ocasiones por violación (1996), abuso sexual (2004)  y de nuevo por abuso sexual (2016), vuelve a la Audiencia Provincial acusado esta vez de abusar de tres menores (dos niñas y un niño) de 7, 9 y 12 años, a los que engatusó para entrarán en su casa hace un año.

“Si venís a mi casa os regalo un cachorro”, les dijo a los críos, que el 12 de junio de 2018, poco antes de las seis, estaban jugando en la calle García de León de Criptana. Los chicos entraron, se sentaron en la cama del dormitorio, y se pusieron a ver la televisión, distracción que el acusado aprovechó para tocarles, sobre todo a la niña más pequeña.

Agentes de la Policía Local, alertados por un vecino, (sus antecedentes por delitos sexuales son conocidos en la localidad), acudieron a la vivienda y llamaron con insistencia, momento que los niños aprovecharon para hacerse oír.

Sujeto a los niños para que no hiciera ruido

Pero el acusado, según el escrito de calificación provisional del caso, no tenía intención de abrir, y sujetó a los niños con violencia para que no chillasen. Al final accedió y la policía entró.

A 8 años de prisión por esto

Con sus antecedentes, A.J.M.C. ingresó en prisión preventiva al día siguiente por decisión judicial y ahora se enfrenta a una acusación por abuso sexual y lesiones por la que la fiscalía pide más de 8 años de prisión, además de 5.000 euros de indemnización en total para los menores.

El caso se juzgará en la sección primera de la Audiencia el próximo miércoles.