Un trabajador de la prisión de Alcázar sufre una agresión

Noemí Velasco Ciudad Real
Concentración de funcionarios de prisiones en Alcázar de San Juan / Archivo

Concentración de funcionarios de prisiones en Alcázar de San Juan / Archivo

CCOO, ACAIP y UGT han denunciado la agresión a un trabajador del centro penitenciario de Alcázar de San Juan por parte de un interno incluido en el Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales. El trabajador no resultó herido, pero el incidente se complicó porque no había personal médico. Desde hace meses, los sindicatos han denunciado el "deterioro" del servicio público de prisiones por la falta de personal y la nula clasificación de reclusos

CCOO, ACAIP y UGT han denunciado una agresión a un trabajador penitenciario de la prisión de Alcázar de San Juan por parte de un interno incluido en el Programa de Atención Integral a Enfermos Mentales. Ocurrió el sábado pasado en el patio del módulo y tuvieron que intervenir cuatro funcionarios. El trabajador acabó sin lesiones.

Muy duros han sido en diferentes notas de prensa a la hora de denunciar el “deterioro” del servicio público de prisiones. En estos momentos en la cárcel de Alcázar de San Juan no existe personal médico, ya que el único profesional está de vacaciones.

Por este motivo, el incidente se complicó cuando el mando de incidencias de la prisión no tuvo claro si podía aplicar las medidas coercitivas previstas en el artículo 72 del Reglamento Penitenciario. Al ser un interno incluido en el PAIEM, el que toma normalmente esta decisión es el médico.

Desde hace meses, los sindicatos han denunciado la falta de personal de vigilancia, y en otros ámbitos como el sanitario, aparte del envejecimiento de la plantilla, “que presta servicio en condiciones precarias”. El déficit es aún mayor en centros pequeños como el de Alcázar.

Aumentan los internos con patologías psiquiátricas

Tras protagonizar protestas y concentraciones, CCOO ha vuelto a advertir este lunes que la clasificación de reclusos en esta cárcel es “nula” y por eso existe “un foco de conflictividad permanente”, que según ha señalado, “se repite de una forma constante cada día, sin que se tomen medidas al respecto”.

Además, CCOO ha denunciado que estas situaciones están relacionadas con la existencia de patologías psiquiátricas en una parte importante de la población penal, “que no tienen una atención especializada”.

El sindicato ha apuntado que las patologías psiquiátricas que se manifiestan en las prisiones “por la falta de la atención sanitaria necesaria” están relacionadas “con el 60 por ciento de las agresiones”.

ACAIP-UGT también han señalado que “cada vez son más frecuentes los internos con patologías mentales”, a pesar de que, según han añadido, “deberían cumplir condena en hospitales psiquiátricos penitenciario”. El recurso es “escaso”, por lo que no hay suficientes plazas para todos los internos que las necesitan.

CCOO acusa al Ministerio de mirar “para otro lado”

Asimismo, CCOO ha aprovechado para denunciar “la política negligente y temeraria de la administración penitenciaria”, que, bajo su perspectiva, favorece “el aumento de las agresiones” y sitúa a las prisiones españolas “a la cabeza de Europa en siniestralidad laboral por violencia en el trabajo”.

Antes exigir a la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que finalice la “política de propaganda”, CCOO ha llegado a afirmar que los trabajadores penitenciarios sufren agresiones “permanentemente mientras el Ministerio de Interior mira para el otro lado”.

El sindicato ha recordado que existe una media cercana a las 500 agresiones al año en prisiones de España y que cualquier empleado de prisiones “puede ser agredido hasta en tres ocasiones durante su vida laboral”.

Aparte, CCOO exige una oferta de Empleo Extraordinaria de Empleo que cubra las 3.500 vacantes presupuestadas y sin personal, y que están en el origen del 30% de las agresiones, además de la aplicación estricta de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales a todo el personal penitenciario.

ACAIP-UGT exigen la consideración de los funcionarios como “agentes de la autoridad”

En la misma línea, ACAIP-UGT han pedido soluciones frente a la “grave situación que sufre el colectivo desde hace años” y que pasa por la “reposición de efectivos, la reclasificación de los centros penitenciarios” y por mejorar la “formación”.

Los sindicatos han reclamado también en nota de prensa la consideración de “agentes de la autoridad” para los funcionarios de prisiones, asunto que aún está pendiente de trámite parlamentario.

En este sentido, ACAIP-UGT han pedido que una vez constituido el nuevo Gobierno esperan que “a la mayor brevedad posible se retome el diálogo con los representantes de los trabajadores”, porque, “en caso contrario la situación se agravará aún más llegando a ser irreversible”.