Lanza Digital

Tras registrar 11.000 visitantes, la exposición ‘Vinum Vita Est’ se prorrogará hasta después del verano

La exitosa exposición ‘Vinum Vita Est. Historia y arqueología del vino en Castilla-La Mancha‘, que acoge el Museo provincial de Ciudad Real, será prorrogada hasta después del verano, según ha anunciado a lanzadigital su director, José Ignacio de la Torre.

La completa muestra, que recopila los 25 siglos de la historia del vino en la península y los primeros vestigios de su llegada a la actual Castilla-La Mancha, hoy el territorio con más potencial vinícola del mundo, ha despertado el interés de cientos de personas y colectivos, sobre todo de escolares, no sólo de la provincia, sino de otras regiones como Madrid o Andalucía.

Uno de los rincones que ilustra el homenaje al vino / Clara Manzano

Desde que se inaugurara el pasado mes de diciembre “está teniendo bastante aceptación”, asegura De la Torre, a tenor de los más de 11.000 visitantes que han recorrido las distintas escenas que componen la narración visual desde que el vino, como caldo civilizador cinco siglos antes de Cristo, llegara a través de la cultura a los pueblos ibéricos. Posteriormente, tal y como retrata la muestra, se generalizó el consumo del vino en la época romana y, posteriormente, en la Edad Media y la Edad Moderna, hasta su industrialización en la provincia en el siglo XIX con la llegada del ferrocarril.

También hay un módulo con elementos etnográficos relacionados con la producción vinícola regional, dado que Castilla-La Mancha reúne cerca de 500. 00 hectáreas de viñedo y produce una media de 20 millones de hectolitros por campaña.

Posible itinerancia

La muestra está compuesta por más de 250 piezas arqueológicas y etnográficas originales, procedentes de toda la comunidad, muchas de ellas inéditas, y es posible que viaje a otros destinos, aunque “aún no lo sabemos”, señala el director, que recuerda que la intención inicial desde que se diseñó era “que se moviera”. De hecho, está organizada en módulos que marcan las épocas en las que fue protagonista el vino, con el fin de que “pueda viajar y montarse en otros espacios museísticos”.

La que está en plena itinerancia, ha recordado De la Torre es la anterior exposición temporal, ‘Ostentación del poder. Metalurgia en la prehistoria y protohistoria’, que ha pasado por Guadalajara y Cuenca, y próximamente recalará en Valdepeñas.

Una vez se cierre  ‘Vinum Vita Est’ en el museo ciudarrealeño, la intención de De la Torre es montar uuna exposición con las novedades arqueológicas halladas en los últimos años en los yacimientos de la provincia.

La idea del también arqueólogo es trazar un diálogo cronológico que contextualice las piezas encontradas (muchas de ellas de la Edad del Bronce), con audiovisuales y reconstrucciones.

Museo de la Merced

De la Torre también ha anunciado que el Museo de la Merced va a acoger en pocas semanas una exposición del reconocido artista toledano Nacho Llamas, con un montaje “arriesgado e innovador”.

Posteriormente, a finales de año, acogerá otra exposición en colaboración con el Instituto Maestro Juan de Ávila por los 175 de su fundación, con el objetivo de “recuperar su historia”, en la que se podrán encontrar piezas del siglo XIX que se utilizaban en las enseñanzas prácticas del centro educativo, como instrumentos del gabinete de Física, o maquetas de Ciencias Naturales.

De la Torre ha puesto en valor los fondos de esta pinacoteca, con la planta de abajo dedicada a pintura barroca religiosa, vinculada a su uso original (era un convento), así como en la superior guarda una colección de Arte Contemporáneo de Castilla-La Mancha, un conjunto artístico propiedad del Gobierno Regional “de los más completos” de España.

Ha recordado que hay obras de Saura, Dalí, Miró, Barceló, Chillida, o de componentes del Equipo Crónica, entre otros artistas.