UGT valora la Declaración de Emergencia Climática en C-LM pero exige “objetivos más ambiciosos”

Lanza Toledo
Cartel de UGT por la Huelga Mundial por el Clima / Lanza

Cartel de UGT por la Huelga Mundial por el Clima / Lanza

El sindicato UGT anima a la ciudadanía a salir a las calles el próximo viernes 27 de septiembre para visibilizar la "emergencia climática" en la que se encuentra el planeta y pedir una "transición ecológica justa"

UGT Castilla-La mancha considera que la Declaración de Emergencia Climática debatida este jueves en las Cortes regionales avanza en la dirección correcta pero que es insuficiente para solucionar los problemas medioambientales que tenemos a nivel regional y global.

Ahora bien, el sindicato exige “compromisos políticos vinculantes y más ambiciosos en los plazos, los objetivos y en la dotación presupuestaria”, porque existe “un claro riesgo de que el calentamiento global sea irreversible”. “Tenemos que frenar el aumento de temperatura global; reducir los gases de efecto invernadero y eliminar las emisiones de CO2 reajustando nuestra huella ecológica”, ha detallado el secretario general de UGT CLM, Carlos Pedrosa.

Todas las provincias de la región han aumentado su temperatura entre 1981 y 2016 según la Oficina de Cambio Climático de la región: 1,89ºC en Cuenca; 1,55ºC en Albacete; 1,3ºC en Ciudad Real y 1,26ºC en Toledo y Guadalajara. Según detallan en nota de prensa, han descendido las precipitaciones habituales sustituyéndose por las torrenciales, y cada año hay más incendios que deforestan nuestro medio natural.

Además, según el Observatorio de la Sostenibilidad, el cumplimiento de los ODS en CLM es mejorable, siendo muy mejorable en las materias de agua, infraestructuras e I+D, y Economía Circular. Por todo ello UGT CLM anima a la ciudadanía a salir a las calles el próximo viernes en la Huelga Mundial por el Clima y a reivindicar en cada rincón los problemas medioambientales que afectan a todos.

Una transición ecológica con justicia social e igualdad

UGT CLM sostiene que “no podemos hablar de cambio climático y de sus soluciones sin hablar de justicia social y de solidaridad con la población más vulnerable que ya está viendo en peligro sus puestos de trabajo y sus vidas”.
La OIT alerta de que en 2030 se habrán pedido 80 millones de empleos por el aumento del estrés térmico, la mayoría en Asia meridional y en África occidental, pero también en la región mediterránea y en especial en España, que es “uno de los países más vulnerables de Europa al cambio climático”. Ante este riesgo UGT exige establecer medidas para una transición ecológica justa que tenga en cuenta a todo el mundo y en la que se aseguren empleos alternativos en sectores sostenibles.