Un niño de 12 años y su madre, residentes en Ciudad Real, fallecen en un accidente de tráfico en Murcia al volver de una comunión

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Imagen de uno de los vehículos siniestrados en el accidente / 112 Murcia

Imagen de uno de los vehículos siniestrados en el accidente / 112 Murcia

Además de los dos fallecidos, otras seis personas de la misma familia resultaron heridas de gravedad en este accidente que se produjo en la A-30, a la altura de Cieza, cuando volvían de una comunión.

Un niño de 12 años y su madre de 37, residentes en Ciudad Real , fallecieron este domingo en un accidente de tráfico en la localidad murciana de Cieza al volver de una comunión tras ser arrollados por un camión cuando el vehículo que ocupaban se encontraba detenido en el arcén de la A-30 por una avería.

Según informa Onda Regional de Murcia, además de este vehículo, en el accidente también se vio implicado otro coche en el que también viajaban miembros de la misma familia de Ciudad Real, resultando heridas de gravedad otras seis personas: un menor de seis años con fractura de fémur, una mujer de 50 con traumatismo craneal grave, un joven de 15 años con trauma facial, un hombre con traumatismo craneal y amputación de una mano, un hombre de 60 años con politraumatismos y un niño de ocho con policontusiones.

Según los primeros testimonios que recogen medios locales, el camión, cargado de arena, arrolló a los dos turismos. Uno de los vehículos, con una de las familias de cuatro miembros, los padres y dos hijos de 12 y 15 años, fue arrastrado por el camión, mientras que el otro turismo, ocupado por la otra familia, ambas emparentadas, con los niños de 6 y 8 años, salía despedido hacia la cuneta.

El suceso ocurría en torno a las 16.30 horas de la tarde de ayer, cuando varias llamadas al Centro de Coordinación de Emergencias 112 de la Comunidad de Murcia alertaban de que un turismo había quedado debajo del camión implicado y el otro turismo estaba obstaculizando la calzada. En el interior de uno de los turismos siniestrados se contabilizaron tres personas heridas y atrapadas. Los servicios de emergencia lograron excarcelar a una persona que había sufrido la amputación de una mano.

El conductor del camión, la séptima persona implicada en el accidente de tráfico, sufrió una crisis de ansiedad, sin que precisara traslado a centro sanitario. Al lugar de los hechos se desplazaron dos Unidades Móviles de Emergencias, dos ambulancias del Servicio de Urgencia y varias ambulancias asistenciales de la Gerencia de Urgencia y Emergencias Sanitarias 061, mientras un grupo de efectivos de bomberos trabajó con rapidez para conseguir excarcelar a los heridos.