Un vecino de Ciudad Real logra que le devuelvan 11.300 euros de un “crédito usurario”

Belén Rodríguez Ciudad Real
Juzgados de Ciudad Real / Clara Manzano

Juzgados de Ciudad Real / Clara Manzano

Ha estado catorce años pagando intereses por una tarjeta sin saldar la deuda, hasta que ha denunciado y la justicia le ha dado la razón en base a la sentencia de marzo del Tribunal Supremo contra la usura de las entidades financieras

Un vecino de Ciudad Real que ha pagado durante catorce años intereses desorbitados por una tarjeta de crédito del tipo ‘revolving’ (permite disponer de una línea de microcréditos hasta un tope), ha recuperado 11.300 euros que pagó de más a la entidad financiera Wizink. Y lo que es mejor ha conseguido liberarse del contrato, declarado nulo por el juzgado de instrucción y primera instancia 1 de Ciudad Real.

Su caso lo ha dado a conocer la plataforma de abogados Recupera Revolving, que lleva un centenar de reclamaciones similares en Ciudad Real, veinte de ellas judicializadas, de las miles en toda España desde que en marzo el Tribunal Supremo falló que los créditos superiores al 21% de interés se consideran usura, como es el caso de la  financiera Wizink, que cobra hasta un 26% de interés, y se pueden reclamar, en base a una resolución previa del Tribunal Superior de la Unión Europea, para aplicar en España la ley contra la usura.

Primero intento de acuerdo, después denuncia

“Lo que hacemos primero es intentar llegar a un acuerdo con la entidad para devuelvan lo percibido de más, en caso de que no sea así y se pueda ponemos el pleito”, explican fuentes de Recupera Revolving que cobran una cantidad a cada consumidor, en función de su caso, por representarlo.

«Que la gente sepa que puede reclamar»

“Lo importante es que la gente sepa que existe esta posibilidad de reclamar, solo nosotros llevamos tres mil caso ya en toda España. Ciudad Real es una de las provincias de Castilla-La Mancha con más consumidores afectados por estos créditos rápidos y revolving”, afirman.

Recupera Relvolving facilita en su web información gratuita sobre cómo reclamar un crédito usurario tras las últimas sentencias, una práctica de cobro de tipos de interés muy superiores a los normales, muy extendida por parte de bancos y entidades financieras.

¿Cuándo se considera un crédito usurario?

El Tribunal Supremo considera que la concesión irresponsable de los llamados créditos rápidos y microcréditos “facilita el sobreendeudamiento de los consumidores y trae como consecuencia que quienes cumplen regularmente sus obligaciones tengan que cargar con las consecuencias del elevado nivel de impagos”, explica Recupera Revolving en su web.

Desde 2015 existen límites a los intereses de los créditos al consumo. En consecuencia, los intereses que dupliquen el interés medio del mercado deben considerarse usurarios y, por tanto, nulos.

Wizink Bank S.A. es una entidad bancaria que ha venido aplicando un tipo de interés declarado por el Tribunal Supremo como usurario.

Una sociedad de capital riesgo

Wizink, que se ha hecho con buena parte del control del servicio de este tipo de tarjetas de crédito en España, pertenece al fondo Värde Partners, una sociedad de capital riesgo con sede en Minneapolis (USA) que ha realizado importantes compras en España en los años más duros de la crisis financiera comprando carteras de créditos, sociedades inmobiliarias, hoteles y empresas. Actualmente es la principal financiera de créditos revolving en España.

Requisitos para reclamar

Para reclamar un crédito usurario “la clave es que el interés del crédito sea notablemente superior al normal del dinero, de acuerdo con el criterio del Tribunal Supremo la cantidad debe compararse con el “interés normal del dinero”, entendiendo por tal el que se fija mensualmente por el Banco de España. No obstante, se ha venido matizando que la referencia de comparación es el interés medio aplicado por las entidades financieras en operaciones similares”.

Recupera Revolving asegura que el pasado 10 de septiembre el propio Banco de España anunció que Wizink había provisionado 82 millones de euros para cubrir los litigios y sentencias vinculados a las tarjetas revolving que tenían previstos perder durante el año 2021.