Una romería única cuya esencia recoge el nuevo video promocional

Belén Rodríguez Ciudad Real

Una de las "levantás" de Santa María de Alarcos durante la procesión de este lunes / J.Jurado

El video tardará un tiempo en presentarse al público. Se grabó a pie con dos cámaras GoPro y desde el aire con un dron que manipuló un piloto acreditado por AESA

El nuevo video promocional sobre la romería de Alarcos, grabado con un dron desde el aire y varias cámaras GoPro a ras de suelo, “no ha supuesto ningún peligro para nadie”, ha explicado esta mañana la concejala de Festejos de Ciudad Real Manuela Nieto, al final de la procesión con la que ha terminado la fiesta de Alarcos 2017.

El objetivo con el documental es dar a conocer “una romería que se desarrolla en un enclave único y extraordinario, como es el yacimiento arqueológico de Alarcos”, subraya la edil, para aquellos que todavía no la conocen, sobre todo fuera de Ciudad Real.

“Nuestra romería merece la pena”, dice Nieto, por lo que el  Ayuntamiento y la asociación Más Mundo grabaron en la jornada del domingo un video que “tardará un tiempo en presentarse porque ha empezado la edición”, con un objetivo claro: conseguir mayor difusión de la fiesta.

En la toma de las imágenes ha participado un piloto acreditado por AESA (Agencia de Seguridad Aérea) que ha utilizado el robot para grabar las columnas de romeros ascendiendo al cerro de Alarcos, en el que se celebra la romería cada lunes de Pentecostés.

En la iglesia de San Pedro se grabó la salida de la imagen, portada a hombros por los Hermanos de la Flagelación, que se la entregan unos kilómetros después, pasado el parque de Gasset, a los muleros de Tomelloso, para continuar el viaje en carro tirado por una reata de mulas atalajadas para la ocasión.

Una comitiva de 5.000 romeros

El Ayuntamiento estima que este año 5.000 personas acompañaron en procesión a la Virgen de Alarcos hasta el cerro, en el que la esperaban unas dos mil más, por lo que se calcula que sólo el domingo más de 7.000 personas han disfrutado de la fiesta en torno a la ermita medieval y el resto del yacimiento.