Vestas reanuda la actividad en Daimiel con un 30% menos de plantilla

Noemí Velasco Daimiel
Palas V 150 en Daimiel / Archivo

Palas V 150 en Daimiel / Archivo

El 30 por ciento de la plantilla se ha acogido a la reducción de jornada propuesta por la compañía, tras el conflicto vivido en los últimos días. Dieciocho horas estuvieron parados los operarios de producción antes de que la empresa asumiera 4 días de parón para acordar nuevas medidas de prevención frente al coronavirus. La fábrica echó a andar de nuevo este domingo: ahora hay cambios de turno escalonados, menos aforo en áreas compartidas y todos los empleados llevan mascarilla y guantes. Sin embargo, el comité de empresa dice que las medidas llegan "tarde"

La actividad en la planta de palas eólicas de Vestas en Daimiel ha vuelto después de cuatro días de parón. La empresa confirma que alrededor del 70 por ciento de la plantilla, de 1.300 trabajadores, ha vuelto a sus puestos. La cadena de producción se reanudó este domingo a las 7 de la mañana y ya han pasado tres de los cuatro turnos que tiene la planta.

El 30 por ciento de la plantilla se ha acogido a la reducción de jornada propuesta por la compañía. Tras cuatro días de negociación, la fábrica ofreció a los trabajadores la posibilidad de reducir su jornada laboral hasta el 100 por cien y cubrir sus cotizaciones sociales, siempre que la planta mantuviera su actividad. Es una de las industrias más importantes de la provincia de Ciudad Real.

La empresa considera que “a día de hoy” no hay “razones objetivas” para realizar un ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo), pero ha atajado de esta forma la disensión con los trabajadores. Los operarios de producción, unas 800 personas, se negaron a trabajar durante 18 horas la semana pasada porque consideraban “insuficientes” las medidas tomadas para prevenir el contagio por coronavirus. Por eso, la empresa accedió a 4 días de parada.

Entre los trabajadores que se han acogido a la reducción de la jornada laboral hay sobre todo personas que conviven con otras vulnerables ante el contagio por Covid-19 y personas con hijos en edad escolar, que han disminuido la jornada en diferentes porcentajes según lo que marca el real decreto.

Nuevas medidas frente al coronavirus

Vestas ha reanuado la actividad con medidas adicionales para evitar contagios. Desde este domingo, hay cambios de turno escalonados, han reestructurado la jornada para evitar aglomeraciones, han reducido el aforo en áreas compartidas como los vestuarios, y han aumentado los puntos de medición de la temperatura.

También, la empresa ha entregado mascarilla y guantes a todos los empleados para su uso obligatorio en la planta, en la cantina ha aumentado la distancia entre las mesas, han reforzado el servicio de limpieza y han aumentado la frecuencia de renovación del aire dentro de la planta. Las personas mayores de 60 años o con condiciones médicas de riesgo no podrán trabajar en los próximos días.

Ahora bien, el comité de empresa considera que “estas medidas llegan tarde”. En declaraciones a Lanza, el presidente del comité de empresa, Willy Cuero, ha afirmado este lunes que “algunas de estas medidas fueron propuestas por los representantes de los trabajadores antes de que la crisis del coronavirus estallara”, sin embargo, “ahora hay que dar el paso siguiente, que es el cierre de la fábrica”.

44 personas en cuarentena y una persona hospitalizada

Ningún sector se libra de contagios o personas en cuarentena por el coronavirus. Willy Cuero confirma que este domingo ya había 44 trabajadores de Vestas en aislamiento, bien porque han presentado síntomas propios del coronavirus o porque han estado con personas que han dado positivo. Algunos esperan los resultados médicos de los test de diagnóstico.

Asimismo, desde hace varios días hay un hombre hospitalizado en Ciudad Real. Hasta el momento, no existe documento que acredite que sea un caso positivo, pero según ha podido saber Lanza, podría llegar en las próximas horas.