Vox aspira a entrar en el Ayuntamiento de Ciudad Real para atraer empresas y acabar con los “gastos innecesarios”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
José Antonio Ruíz-Valdepeñas, candidato de Vox a la Alcaldía de Ciudad Real, en la sede de su partido / J.Jurado

José Antonio Ruíz-Valdepeñas, candidato de Vox a la Alcaldía de Ciudad Real, en la sede de su partido / J.Jurado

José Antonio Ruíz-Valdepeñas, cancidato de Vox a la Alcaldía de Ciudad Real y coordinador provincial de la formación, confía en tener los votos necesarios para lograr varios concejales en el consistorio capitalino y cambiar el rumbo de la ciudad, estancada por los diferentes gobiernos del PP y del PSOE.

Pregunta.- ¿Qué propuestas y qué proyecto político tiene Vox para Ciudad Real?

Respuesta.- El proyecto político es trabajar pensando en el futuro de Ciudad Real. Hasta ahora, la ciudad ha sido gestionada a nivel muy básico sin pensar en el futuro. Nosotros, como vecinos de la capital y como gente que se preocupa por la ciudad en la que vive, queremos conseguir ese futuro. Ese es el motivo por el que nos metemos a la política, sin que seamos políticos, y por el que nos presentamos al Ayuntamiento de Ciudad Real.

P.- ¿Por dónde pasa ese proyecto de futuro?

R.- En primer lugar, lo que queremos hacer es estructurar mejor internamente nuestro Ayuntamiento, para que el trabajo que se hace desde él sea útil para la ciudad. Debe de permitir una comunicación muy clara y directa entre las necesidades del ciudadano y aquello que los políticos deben de gestionar. Porque nuestro trabajo consiste en hacer posible aquello que los vecinos demandan. La estructura tiene que ser eficaz y eficiente, no hay que privarse de nada, pero de la manera más austera posible. Queremos que el dinero del contribuyente se canalice de manera que a los vecinos se le devuelva de alguna manera.

En segundo lugar, lo que tenemos que hacer es pensar en la necesidad más básica, que son las oportunidades de trabajo. Esas oportunidades hay que generarlas en Ciudad Real, porque está estancado. Si miramos el número de habitantes de los últimos años, es prácticamente el mismo, lo que quiere decir que no evolucionamos. Si una ciudad no crece, acabará muriendo, y eso es lo que le está pasando a nuestra ciudad. Nos gustaría que Ciudad Real tuviera empresas, con polígonos, centros comerciales, ofertas de ocio…

P.- Hablaba de austeridad, ¿cómo se materializaría?

R.- Lo primero que tenemos que tener claro es ver cuáles son nuestros gastos y los ingresos. El balance tiene que equilibrarlos y tenemos que ajustar esos gastos con los ingresos que podemos conseguir. No podemos llevar un sistema que cargue constantemente a la población con impuestos. El ciudadano tiene que percibir que lo que él aporta a la ciudad lo recibirá de alguna manera. Entonces, tenemos que ver qué gastos son realmente necesarios y cuáles no, para eliminar todo lo que no va en beneficio del ciudadano y que le supone una carga. Todo aquello que no genere un bien, una riqueza, un beneficio para el ciudadano, debería de ser suprimido.

P.- Sin conocer aún a fondo las cuentas del Ayuntamiento de Ciudad Real, ¿qué ven superfluo desde Vox?

Nuestra Policía Local tiene unos 170 agentes, de los cuales solo operativos tendremos 100 y unos 70 de baja. ¿Eso por qué pasa? Yo tengo que mantener una plantilla activa para el servicio de la población, pero resulta que aunque sí afronto todo el gasto, no tengo todo el servicio que yo quisiera. ¿Por qué hace falta tener tres tenientes de alcalde? ¿Las retribuciones de los concejales son realmente necesarias? ¿Cuánto personal de confianza trabaja en el Ayuntamiento? ¿Cuántas empresas están viviendo a costa de nuestro ayuntamiento? Nos podemos encontrar con cifras muy elevadas, pero es necesario estar dentro para hacer una auditoría de todo eso. Es necesario que entre sangre nueva y mire todo eso, para ahorrar dinero sin que el ciudadano note un merme de servicios.

P.- Decía que Ciudad Real no es atractiva para las empresas. ¿Qué propuestas llevaría Vox para revertir esa situación

R.- Facilitando al máximo la implantación y creación de empresas que quieren instalar negocios en Ciudad Real, especialmente para ellos todos los trámites deben de ser superágiles, cómodos y económicos. No se trata que el Ayuntamiento piense en ganar dinero con tasas o licencias, se trata de facilitar esa tarea a los emprendedores para que sus negocios sean los que creen riqueza vía impuestos y vía generación de puestos de trabajo. En Ciudad Real también tenemos muchos edificios en desuso, pero eso se podría utilizar para facilitar a muchos emprendedores un lugar de trabajo.

Hay que hacer atractivo Ciudad Real para que empresas de gran calado se puedan instalar aquí, facilitando su instalación. El Ayuntamiento debería decirles: “ven, instálate en Ciudad Real, contrata a gente de aquí y yo te voy a facilitar absolutamente todo, para que puedas generar un negocio y empleo”. Si las empresas se instalan aquí, necesitarán trabajadores tanto de aquí como de fuera, habrá vida, se comprarán casa, los comerciantes tendrán clientes nuevos… En definitiva, se activará la economía.

P.- Además de atraer empresas y ahorrar costes para el Ayuntamiento de Ciudad Real, ¿qué otras medidas plantea Vox?

R.- Todo el abanico de servicios que pueda ofrecer cualquier entidad va a depender de las necesidades, los gastos y los ingresos. Si conseguimos activar la economía en Ciudad Real, este ayuntamiento podrá ser más rico y con muchos más medios; si conseguimos eliminar las cosas superfluas, este ayuntamiento podrá tener más capacidad económica para hacer cosas. El proyecto de Vox es ese: poder generar riqueza para hacer todas las cosas que sean posibles.

P.- ¿Vox se plantea realizar grandes infraestructuras?

R.- No. En absoluto. En Ciudad Real deberíamos de empezar por lo que ya tenemos. A mí me amarga mucho a la vista ir paseando y cruzarte por auténticas ruinas. Hay que irse a las necesidades y todavía algunas muy básicas sin atender. Nosotros somos defensores de que el ciudadano vea que las inversiones tienen un retorno visible. Pero no es cuestión de hacer infraestructuras porque sí.

P.- Turismo y cultura son dos áreas bastante relacionadas, ¿qué opinión tiene Vox sobre estos dos sectores en Ciudad Real?

R.- Ciudad Real tiene oportunidades, sin embargo, no sabemos aprovechar el pasado para tener un futuro mejor. Tenemos un patrimonio importantísimo en Alarcos y ahí está, como casi todo, abandonado. Dentro del casco urbano, igual, hay grandes edificios que se están hundiendo y ni les prestamos atención. Además, Ciudad Real está en una situación estratégica, ya que tenemos dos parques nacionales prácticamente al lado y no sabemos aprovecharlo correctamente. Las herramientas las tenemos ahí, pero ni socialistas, ni populares las han trabajado.

P.- Uno de los temas más controvertidos en la legislatura actual en Ciudad Real ha sido el aumentar, el disminuir o el eliminar la partida existente para subvencionar la Semana Santa de la capital. ¿Vox estaría a favor de mantener dicha subvención?

R.- Una de las bases de nuestro proyecto económico es el recorte o la eliminación de subvenciones. A nivel general, las subvenciones tienen que ser unas ayudas que reviertan en el beneficio del ciudadano. Si hablamos de la Semana Santa tiene tres vertientes: Religiosa, cultural y turística. Lo que quiere decir que nos puede repercutir en algún tipo de beneficio, pero los recursos económicos hay que trabajarlos con mucho cuidado, entonces hasta que no estemos dentro del Ayuntamiento no podremos decidir sobre esta subvención y el resto.

P.- ¿Eso es un sí?

R.- No. Antes de dar una cifra yo necesito saber el estado económico de una entidad. Si dar la subvención supone un mayor esfuerzo a los ciudarrealeños, eso no se podría hacer. Pero no se podría decir sin tener los datos delante. Hay que saber qué capacidades tenemos, por eso no podemos decir si se puede mantener, ampliar o eliminar. Si sé que en la Semana Santa hay una vertiente religiosa, cultural y turística, lo que puede ser que facilite que se puedan destinar recursos a esta actividad.

P.- El Ayuntamiento de Ciudad Real actualmente realiza convocatorias de ayudas a material escolar, becas comedor, ayudas para el pago de suministros energéticos, en definitiva, medidas para mejorar la vida de las personas necesitadas. ¿Vox mantendría estas ayudas?

R.- Las ayudas se conceden en función también de los presupuestos regionales y estatales, por lo que dependerá un poco de eso. En el caso de los libros, puede haber un modelo de subvencionar a los vecinos para la adquisición de libros, como ocurre ahora, o establecer un mecanismo de control donde los libros de texto se pudieran reutilizar de curso a curso. Ese método puede significar una ayuda para las personas con un ahorro. Respecto a las becas comedor y las ayudas a suministros, si hay una familia que lo necesita, no seríamos nosotros quien no facilitásemos esa ayuda.

P.- ¿Cómo valoraría los cuatro años de gobierno socialista en el Ayuntamiento de Ciudad Real?

R.- Cuatro años más y cuatro años menos. Han pasado sin más, sin pena ni gloria, y sin haber avanzado. No hemos mejorado en nada. Hay mucho bombo, mucho ruido, pero pocas nueces. Yo no he notado ninguna mejora en estos cuatro años. No es una cuestión del partido político que esté, es de las ganas de hacer la política y de mejorar las cosas por parte del partido político.

P.- ¿A qué aspiran el 26 de mayo?

R.- Salimos con la ilusión a tope. Límites no nos ponemos ninguno. Lo único que queremos es cambiar Ciudad Real a partir del 27 de mayo. ¿En qué medida podremos hacerlo? Según lo que digan los vecinos. Nosotros somos realistas, pero siendo realistas sería un error por mí decir que vamos a ganar. Lo que puedo asegurar es que a nivel nacional, nuestros 24 diputados se van a dejar la piel, y aquí ocurrirá lo mismo, tengamos uno o diez. No obstante, confío en que el número de concejales electos de Vox sea alto para frenar las políticas del PP y del PSOE.

P.- Si Vox fuera llave de gobierno, ¿estarían dispuestos a pactar con el PP o con cualquier otro partido?

R.- El tema de hablar de pactos antes de que los ciudadanos hablen es como repartir un pastel que no es nuestro. No procede hablar de nada de esto. Nuestro pacto lo tenemos con España y con Ciudad Real. Todo lo que sea bueno, positivo y beneficioso para los ciudarrealeños tendrá nuestro apoyo, sin importar el color. Es así de fácil.

P.- Y si pactaran con algún partido, ¿querrían estar dentro de su gobierno?

R.- Es indiferente. Nuestro objetivo no es estar dentro de la política por el hecho de estar dentro. Quien realmente merece la confianza de los ciudadanos es el partido más votado. Nosotros tenemos un proyecto para Ciudad Real y quien vaya en nuestra línea, tendrá nuestro apoyo.