Comienza la negociación del nuevo convenio colectivo del sector de limpieza

El convenio afecta a unos 3.000 trabajadores en la provincia

El convenio afecta a unos 3.000 trabajadores en la provincia

El sindicato destaca que ha solicitado una subida salarial del 3.5 % para cada uno de los cuatro años de vigencia que se han pedido para el convenio

Este lunes, 29 de enero, se ha procedido a la constitución de la mesa del nuevo convenio colectivo del sector de limpieza de la provincia de Ciudad Real, que afecta a más de 3.000 trabajadores, según informa UGT en un comunicado.

A la hora de afrontar la negociación, UGT apunta varias premisas, como que 2018 “debe ser un año impulsador de derechos”, ya que “llevamos casi una década de retroceso de los mismos, pagando todas las consecuencias de la crisis en los centros de trabajo, siendo demasiado responsables en ocasiones con la situación que se nos dibujaba en cada momento, y ha llegado el momento de la recuperación, del impulso y de la justicia social.

En este sentido, el sindicato destaca que ha solicitado una subida salarial del 3.5 % para cada uno de los cuatro años de vigencia que se han pedido para el convenio, “haciéndonos eco de las recomendaciones que nuestro sindicato ha establecido a nivel estatal, aunque no creemos que con esto sea suficiente para recuperar años de congelación y de pérdida de poder adquisitivo”.

Salarios de 1.000 euros como mínimo

Asimismo, “pedimos salarios no inferiores a 1.000 euros, y recuperar las cláusulas de revisión salarial como única herramienta para poder equilibrar la recuperación económica en los bolsillos de los trabajadores”, porque “no puede ser que suban los precios por debajo de los salarios”.

UGT también alude a “una serie de premisas sociales que hacen más fácil el entendimiento entre las partes, como por ejemplo la inclusión de un reglamento para clarificar la comisión paritaria del convenio, que aunque parezca raro no existe en el convenio actual”.

En otro orden de cosas, “y dado el gran clamor por parte de la patronal del perjuicio que sufren sus empresas al presentarse a concursos públicos de la administración en cuanto a pliegos de condiciones a la baja, nos hemos puesto de la mano de los mismos, puesto que al final quien paga estos recortes son los trabajadores, para que esto no sea excusa para seguir precarizando un sector que se ha enfrentado a todo tipo de vejaciones laborales en estos últimos años”, destaca la nota de UGT.

“Tenemos intención al sentarnos en esta mesa de negociar con responsabilidad, esperando que no se alarguen más de lo necesario las negociaciones y pedimos que todos estemos en el mismo camino en aras de dignificar este sector, colocarlo donde debe estar y mejorar la vida laboral de estos trabajadores”, concluye el sindicato.