Entierro de los dos nonagenarios intoxicados en Corral de Calatrava

Numerosos vecinos de Corral de Calatrava y de pueblos de la comarca asistieron ayer al funeral y entierro de Ramón y Juana, los dos ancianos de 93 y 88 años fallecidos la noche del pasado sábado al inhalar humo provocado por un incendio generado por un calefactor en su domicilio. El alcalde de Corral, Andrés Cárdenas, explicó que al funeral, celebrado a partir de las 16.00 en la Iglesia de Nuestra Señora de la Anunciación, también asistieron alcaldes de poblaciones vecinas, además de diferentes autoridades, entre ellas, varios directores provinciales del Gobierno regional, dado que una de las nietas de los fallecidos es la jefa de Gabinete del consejero de Sanidad, Jesús Fernández. La muerte, afirmó Cárdenas, ha afectado, mucho al hijo menor, que vivía con ellos y los cuidaba y salió de la casa un momento tras darles la cena el sábado, momento en el que ocurrió el siniestro. Tras conocerse el suceso, el Ayuntamiento suspendió los actos con motivo de las fiestas patronales de la Virgen de la Paz, previstos para el domingo.