Fray Ángel, un ‘youtuber’ franciscano de Corral de Calatrava que quiere llevar «la cocina del monasterio» a las redes

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Fray Ángel en uno de sus vídeos culinarios

Fray Ángel en uno de sus vídeos culinarios

En cuestión de un mes, el fraile franciscano de Corral de Calatrava, Ángel Serrano, se ha convertido en todo un 'youtuber' tras conseguir más de 2.300 suscripciones a su canal, donde cada lunes sube una receta de cocina franciscana.

Fray Ángel Serrano, nacido y crecido en la localidad de Corral de Calatrava, lleva más de 30 años como fraile de la Orden Franciscana. Desde sus inicios como religioso ha pasado por diversos monasterios de la geografía española, pero los últimos diez años ha estado en el monasterio del Santo Espíritu del Monte en la localidad valenciana de Gilet, donde convive con otros siete frailes franciscanos.

Aunque sin estudios de cocina, fray Ángel siempre se ha considerado un apasionado de los fogones y en sus 30 años como fraile siempre ha sido el chef del monasterio en el que ha estado y quien ha dado de comer a todos sus hermanos. El estado de alarma por la pandemia del COVID-19 también ha afectado a los planes de fray Ángel, «aunque no mucho».

El monasterio del Santo Espíritu del Monte posee una hospedería y es lo que sustenta al monasterio, principalmente. Aprovechando su pasión por la cocina, fray Ángel tenía previsto celebrar esta primavera un curso de cocina franciscana, «pero el bichito me fastidió los planes». Esto hizo que fray Ángel decidiera crear un canal de YouTube para que la gente pudiera conocer desde sus casas la cocina franciscana y las recetas que preparan en el monasterio. Un canal al que ya ha subido seis vídeos y alguno cuenta con más de 12.000 visitas.

Fray Ángel preparando una sopa castellana en las cocinas del monasterio

Fray Ángel preparando una sopa castellana en las cocinas del monasterio

«La cocina franciscana es una cocina tradicional, de temporada y elaborada con productos de proximidad, austera, sencilla, sana y de calidad, sabrosa y al alcance de cualquier bolsillo, muy adecuada para unos tiempos de crisis como los que vivimos», reconoce fray Ángel. En sus vídeos ya ha preparado, entre otras recetas, sopa castellana, patatas guisadas con conejo, paella con coliflor, ajetes y bacalao, así como diversos dulces.

Para grabar los vídeos, que irán publicando cada lunes en su canal de YouTube, utilizan un teléfono móvil prestado y la edición del mismo corre a cargo de un joven del pueblo que colabora con ellos. Aunque el objetivo era hacer el curso de cocina de manera presencial, fray Ángel «está orgullosísimo de transmitir el conocimiento adquirido por otros hermanos y dar a conocer la cocina franciscana».

El pisto manchego, uno de sus platos estrella

Enamorado de su tierra, donde reside toda su familia, fray Ángel también lleva La Mancha a los fogones. El pisto manchego es una de sus especialidades. «En general me gustan mucho los platos que llevan tomate, pero el pisto manchego es uno de mis platos estrella y uno de los que más gusta a mis hermanos y a la gente que se hospeda en la hospedería». Los duelos y quebrantos, «haciendo honor a nuestro personaje literario más ilustre», también es uno de los platos que suele preparar, además de las gachas y dulces de sartén.

Monasterio sin ingresos

El principal ingreso del monasterio es su hospedería, adonde acuden centenares de personas a encontrarse con Dios y a conseguir la ansiada paz interna. Estas estancias también sirven para probar las recetas franciscanas que fray Ángel prepara cada día. Con motivo del COVID-19, los frailes se han visto obligados a cerrarla y han dejado de percibir ingresos. Sin embargo, esta situación les ha obligado a ‘reinventarse’ y, además de sumarse a las nuevas tecnologías para divulgar sus recetas, también preparan paellas para llevar los domingos hasta que vuelva a normalizarse la situación.