El CRDO La Mancha trabaja para vender 90 millones de botellas en 2018

Julia Yébenes Ciudad Real
Carlos Bonilla, presidente del CRDO La Mancha / Lanza

Carlos Bonilla, presidente del CRDO La Mancha / Lanza

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vino Mancha (lamanchawines.com), Carlos Bonilla, ha repasado las acciones promocionales dentro y fuera de España, sobre todo para atraer a los jóvenes al consumo moderado de un producto alimentario "de calidad"

El presidente del Consejo Regulador de la Denominación de Origen de Vino Mancha (lamanchawines.com), Carlos Bonilla, sostiene que a lo largo de este 2018 trabajará por dos objetivos principales para favorecer los intereses de las bodegas y de los socios de las cooperativas.

En concreto, tras superar los tres meses al frente de la entidad “sin parar”, Bonilla ha asegurado que  su gestión se fundamenta en torno a dos pilares: aumentar la comercialización del número de botellas, con el fin de alcanzar este año los 90 millones de botellas, y “poner en valor” los caldos de calidad para que los precios se encarezcan y reflejen esas cualidades.

“Seguiremos trabajando junto con las bodegas y productores para que nuestros vinos sean reconocidos por todo lo que representan, y así, sean rentables”, ha señalado en declaraciones a Lanzadigital.

Ha recordado que las ventas de vino con DO La Mancha alcanzaron en 2017 los 65,4 millones de litros, correspondiente a 87,2 millones de botellas, tras subir un 7,5% respecto al ejercicio precedente, por lo que el reto para este 2018 es aumentar este comercio en varios puntos.

El presidente de la Denominación de Origen (DO) de vinos La Mancha, que se confiesa heredero del quehacer de su antecesor, Gregorio Martín-Zarco, destaca el potencial que representan en conjunto las 269 bodegas inscritas en la entidad, ubicadas en 182 municipios de la comarca, con 15.000 viticultores, una capacidad industrial que, a su juicio, hay que promover y transformar en ventas.

En este sentido, Bonilla ha destacado “las grandes inversiones en estructuras comerciales, tecnología y equipos humanos” que ha realizado en los últimos años la industria vinícola castellano-manchega, a la vez que ha comentado la opción de algunas cooperativas para fusionarse en estrategias comerciales conjuntas, y así poder acogerse a las ayudas como entidades asociativas prioritarias de interés regional (Eapir).

Precisamente, la Junta concedió a la DO La Mancha 243.600 euros para la promoción de la calidad diferenciada, el 70% de los 348.000 euros que invirtió la propia entidad en campañas de promoción y publicidad en 2017.

Exportaciones

En cuanto a exportaciones, Bonilla ha comentado que “han subido más que las ventas nacionales” por “el esfuerzo” que hacen las bodegas, con 37 millones de botellas, concrecimientos en todos los tipos de vinos, excepto en gran reserva con una ligera bajada.

De los países compradores destaca a Alemania dentro de Europa, minetras que “el mayor filón” está en el continente asiático, “y con posibilidades de crecer”. Además, han incrementado las acciones comerciales y el negocio en Rusia, “donde se están haciendo grandes cosas”, frente al ‘correoso’ Estados Unidos, donde tienen más presencia los vinos italianos y franceses.

Respecto a la ligera bajada de superficie de viñedo acogido a La Mancha, tras constatar un descenso del 2,5% hasta un total de 158.000 hectáreas (el año precedente había 162.993 Ha), 100.000 de la variedad autóctona airén y alrededor de 30.000 de tempranillo (cencibel), Bonilla ha señalado “que no queremos perder el potencial”.

De la misma manera, ha justificado dicha pérdida por el abandono de los viñedos y por el limitado 0,59% (4.950 hectáreas de superficie) concedido por el Mapama para las autorizaciones de solicitudes de nuevas plantaciones de viñedo en España.

“No podemos decrecer para seguir compitiendo con países como Italia, Francia o Alemania”, ha defendido.

El también representante de Bodegas Campo Reales de El Provencio (Cuenca), acaba de venir de una feria de Chicago y tras la celebración del Día Movimiento DO, el 12 de mayo, participará en la feria Vinexpo Hong Kong, que se celebrará del 29 al 31 de mayo de 2018 en esta capital china organizada por la Federación Española del Vino (FEV).

Allí participará en distintas acciones para dar mayor visibilidad a las empresas españolas y ampliar la distribución de los vinos españoles en este mercado.

Sobre la feria World Wine Meetings América, los días del 1 al 3 de mayo en Chicago, ha resaltado el éxito obtenido por los vinos certificados de La Mancha, por lo que los bodegueros “están muy contentos tras su encuentros con los importadores y distribuidores de toda América”. Al parecer, han consolidado contactos y potencial negocio en unos encuentros “muy personalizados”.

Entre su política promocional, ha subrayado las acciones para acercar a los jóvenes a la cultura del vino y para que lo consuman de manera moderada como un producto alimenticio. En concreto, ofrecerán charlas en la Universidad y en escuelas de Hostelería, y lanzarán mensajes por redes sociales, además de diversas catas “en distintos sitios” para fomentar un alimento de calidad milenario.

En el mercado, interior, Madrid también será objeto de diversos actos “para poder llegar a la distribución” y aumentar su presencia en todos los canales de la hostelería.

Grado de Enología

En otro momento, también ha valorado positivamente la propuesta de la Universidad de Castilla-La Mancha para implantar en Ciudad Real el Grado de Enología. Se ha mostrado contento y expectante, porque significa “potenciar más el sector”.

Movimiento DO

Sobre el Día Movimiento Vino DO, iniciativa de la Conferencia Española de Consejos Reguladores Vitivinícolas (Cecrv), que se celebrará el día 12 de mayo, la entidad ha organizado una degustación para dos centenares en la sede del Consejo, antes de realizar el brindis colectivo a las 13,30 horas.

Bonilla ha destacado la importancia de promocionar el vino con este tipo de acciones, sobre todo dirigidas a los más jóvenes, teniendo en cuenta que “forma parte de la dieta mediterránea y somos un país productor”.

El objetivo “es atraer a los futuros consumidores para que se inicien en la cultura del vino de calidad a nivel nacional”, además de concienciar de que es “un alimetno saludable”.