Cruz Roja de La Solana, un año de intenso trabajo en pos de los demás

Aurelio Maroto La Solana
Senderistas en la ruta organizada por Cruz Roja de La Solana / Lanza

Senderistas en la ruta organizada por Cruz Roja de La Solana / Lanza

Cruz Roja de La Solana atendió a 55 familias en extrema vulnerabilidad en 2018 y el programa de acción social benefició a 216 mayores. Además, más de 2.500 personas acudieron a conferencias, encuentros y rutas interpretativas

Cruz Roja es una de las instituciones más valoradas y admiradas del mundo. En La Solana no es menos. Su prolífica actividad y el esfuerzo constante de sus voluntarios y voluntarias no pasa desapercibido y los solaneros colaboran siempre que pueden. Hablen números. Durante el año pasado, Cruz Roja-La Solana realizó docenas de actividades y asistió a centenares de personas en situación de vulnerabilidad. En una entrevista concedida a Radio Horizonte con motivo del Día Mundial de Cruz Roja, el secretario local, Juan Ángel Palomera, ha ofrecido datos concretos.

En 2018, la Asamblea Local atendió a 55 familias en el programa de personas en extrema vulnerabilidad, con un total de 162 personas atendidas. Se dieron ayudas para alimentación, higiene, limpieza, luz, alquiler y material escolar. También se organizó un taller de economía doméstica y apoyo mutuo. “Por desgracia, hay gente que nos necesita y acude a nosotros”, recordaba.

Otro programa de acción social se destina a personas mayores, del que se han beneficiado 216 usuarios. En él se desarrollan talleres de memoria, manualidades, gimnasia o informática, a fin de favorecer el llamado ‘envejecimiento activo’. También se han ofrecido charlas sobre alimentación saludable, seguridad en el hogar o información precisa en temporadas de olas de calor y de frío. Pero uno de los apartados más importantes es la prestación de elementos de apoyo, caso de andadores, sillas de ruedas, muletas, camas o grúas. “Es un servicio muy demandado y Cruz Roja está ahí para ofrecerlo”.

Actividades de sensibilización

Los jóvenes y los niños son otro segmento de trabajo importante en la labor cotidiana de Cruz Roja-La Solana. En todo 2018 participaron 400 usuarios en distintas charlas sobre derechos y deberes de la infancia, gymkanas y otras actividades de calle. También destacó el programa de inmigrantes, que benefició a 11 usuarios. Hubo charlas de sensibilización y un certamen de dibujo en el que concursaron 131 colegiales. Y, por supuesto, el medio ambiente. La Asamblea Local cifra en 2.563 las personas que participaron el año pasado en el conjunto de las conferencias, encuentros y rutas interpretativas llevadas a cabo.

Palomera admite que no es fácil ocupar tantos espacios, pero el factor humano es clave. El equipo de voluntarios lo forman 61 hombres y mujeres, “un buen número pero todavía insuficiente, aunque muy activos”. También agradeció la enorme colaboración que suelen encontrar en las instituciones locales, y desde luego en la población en general. Están registrados 244 socios, pero son muchos más los que se vuelcan con Cruz Roja.