Lanza Digital

CSIF Castilla-La Mancha ve falta de definición y parálisis del sistema educativo por la situación política nacional

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas, critica la situación de parálisis y de indefinición que sufre nuestro sistema educativo como consecuencia de la situación política y la debilidad parlamentaria del Gobierno, ya comenzado el curso escolar 2018/2019, seguimos inmersos en los mismos problemas que en cursos anteriores: la incertidumbre ante la LOMCE, el Real Decreto de recortes todavía en vigor y la falta de negociación en algunas comunidades autónomas para la reducción del horario lectivo.

Aunque la ministra de Educación, Isabel Celaá, ha anunciado la derogación del decreto de recortes y la modificación de algunos aspectos de la LOMCE, estos cambios no van a entrar en vigor en el actual curso escolar y por tanto no se pondrán en marcha soluciones inmediatas a problemas tan graves como el déficit en las plantillas, el exceso de alumnos por aula, la falta de atención individualizada, el exceso de burocracia en los centros… También quedan en el aire cuestiones como las evaluaciones finales de la LOMCE de 4º de la ESO y 2º de Bachillerato, de tal manera que al inicio de curso, los docentes aún no saben cómo se va a dar el título a estos alumnos.

Por su parte, el borrador presentado para la reducción de horario lectivo deja en manos de las comunidades autónomas esta posible rebaja en el cómputo laboral, abriendo la puerta a diferencias entre compañeros de las distintas autonomías y lo que es más grave, en la calidad de la educación que reciben nuestros alumnos. Por tanto, CSIF reclama una normativa básica que regule el horario lectivo para todos los docentes y una negociación de este tema en el marco del Estatuto Docente.

4,4% mas de docentes

CSIF recuerda que los acuerdos alcanzados en las diferentes comunidades autónomas han permitido que en este curso los centros dispongan de un 4,4% más de docentes, gracias a la oferta de empleo público y a la adjudicación de interinos. Sin embargo, este incremento sigue siendo insuficiente y es preciso reforzar las plantillas.

En Castilla-La Mancha se han quedado sin adjudicar un 11% de las plazas convocadas, por lo que CSIF vigilará que las mismas sean ofertadas en posteriores convocatorias. Asimismo, se hacen preciso mejoras en el sistema de acceso, con pruebas más objetivas y no eliminatorias, que permitan que todos los opositores sean evaluados en todas las pruebas, valorando conocimientos teóricos y prácticos, así como su capacidad pedagógica.