CSIF pide bajar de 32 a 25 alumnos de Bachillerato por aula en centros públicos de Ciudad Real ante el descenso continuado de matriculados

Lanza Ciudad Real
Imagen de archivo de una concentración de CSIF

Imagen de archivo de una concentración de CSIF

El sindicato reclama llegar a 20 alumnos en Infantil y Primaria desde los 25 actuales

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) pide bajar las ratios de alumnos y la reducción del horario lectivo como medidas clave para mejorar la calidad del sistema educativo público y consolidar las plantillas docentes, a la par que exige a la consejería de Educación que, después de defraudar en el presente curso con la implantación de ambas medidas, se comprometa el próximo curso a aplicarlas. Para CSIF, el objetivo a nivel nacional es alcanzar la cifra de 20 alumnos en Infantil y Primaria y 25 en Secundaria y Bachillerato, mientras que actualmente se mantienen 25 alumnos en Infantil y Primaria; 30 en 1º y 2º de ESO; y 32 en 3º y 4º de Eso y Bachillerato.

La Consejería no ha planteado todavía bajadas para el curso 2019-2020, algo que debe comenzar a planificarse para desarrollar futuras Ofertas de Empleo Público y situaciones de organización en los diferentes centros. De particular trascendencia son los problemas de convivencia que se generan principalmente en Educación Secundaria, pudiéndose llegar a los 36 alumnos por aula.

Sobre las ratios establecidas por la consejería cabe la posibilidad de aumentar un 10% el número de alumnos por “escolarización sobrevenida” y la Administración ha mantenido en este curso el número de 32 alumnos para Bachillerato, donde los alumnos se preparan para acceder a la universidad y es necesario reducir el número de alumnos por clase.

CSIF añade a esta situación que año tras año desciende el número de alumnos que se escolarizan en los centros públicos de nuestra región, especialmente en las provincias de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, por lo que considera necesario e imprescindible bajar el número de alumnos por aula para garantizar una mejor atención a los alumnos de la enseñanza.