CSIF reclama una reducción de las horas lectivas semanales de docentes a 18 en Secundaria y 23 en Primaria

Lanza Ciudad Real

Para CSIF resulta muy importante la disminución de las tareas burocráticas de los docentes, en especial la de los equipos directivos, y la reducción de los estándares de aprendizaje, ya que no es operativo que un docente deba responder a 6.000 estándares por alumno cada año en Primaria y unos 1.000 por grupo de alumnos en Enseñanzas Medias.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) ha vuelto a pedir hoy volver a las 18 horas lectivas para docentes de Secundaria y Formación Profesional y a las de 23 horas en Primaria, tal y como se recoge en el II Acuerdo de Mejora del Empleo Público suscrito el pasado 9 de marzo con el Ministerio de Hacienda. Recordemos que el pasado lunes 9 de julio el Gobierno central ha anunciado que bajará el horario del profesorado de EE.MM. desde 20 horas a 18.

CSIF valora la actitud negociadora de la consejería de Educación de Castilla-La Mancha, pero resalta que se deben abordar más esfuerzos para recoger el horario lectivo previo a 2012. Es más, para la Central Sindical también resulta importante la dignificación del colectivo interino, y para ello el pago de los meses de verano debe contemplarse no sólo para aquellos que obtuvieron vacante el 1 de septiembre de 2017, sino a los que hayan trabajado al menos cinco meses y medio.

También, en la Mesa Sectorial de Educación celebrada hoy en Toledo, el sindicato ha recordado que se está valorando de forma irregular el apartado del difícil desempeño en el Concurso General de Traslados, así como la obligación de cambiar el actual modelo de bilingüismo al perjudicar las condiciones laborales de los docentes y a los alumnos al no alcanzarse las mismas capacidades al estudiar una asignatura en un idioma diferente. CSIF también ha incidido en el carácter antipedagógico del calendario escolar, y es que no tiene explicación que en un periodo de veinte días se realicen dos parones.

Todavía faltan por negociar las órdenes de funcionamiento de los centros para ajustarse a los nuevos horarios del profesorado y la reducción lectiva para atender la burocracia; un acuerdo de itinerancias que se ajuste a la realidad actual; el regreso de la figura del profesor de apoyo en Educación Infantil en los mismos números que antes de los recortes (un profesor por cada seis unidades); los Decretos de Orientación y de Atención a la Diversidad para dar más recursos a los centros en la atención de sus alumnos; el complemento de maestros en institutos, que fue eliminado por el anterior Gobierno regional, el trato especial para los centros incompletos, y la reducción horaria de los mayores de 55 años.

Asimismo, para la Central Sindical resulta muy importante la disminución de las tareas burocráticas de los docentes, en especial la de los equipos directivos, y la reducción de los estándares de aprendizaje, ya que no es operativo que un docente deba responder a 6.000 estándares por alumno cada año en Primaria y unos 1.000 por grupo de alumnos en Enseñanzas Medias.

Es decir, las medidas que llevan aparejadas un desembolso económico parece que a la Consejería le cuesta ponerlas encima de la Mesa. CSIF considera que las medidas que se vayan a poner en práctica el 1 de septiembre de 2018 deben planificarse de forma urgente, ya que de lo contrario caeremos en la improvisación y en el deterioro de la enseñanza pública.

Adelanto de evaluación extraordinaria

CSIF espera conocer los resultados del pilotaje sobre el adelanto de la evaluación extraordinaria de septiembre a junio antes de abordar su implantación. No en vano, su puesta en práctica en el curso 2017-2018 ha sido muy desorganizado: mientras unos centros han mantenido la actividad lectiva cambiando el horario del profesorado, otros han planteado actividades alternativas.

Plan Concilia

CSIF, fruto de la negociación, ha conseguido mejoras significativas en el texto inicial  de las medidas complementarias del II Plan Concilia de Educación (que se ha aprobado por unanimidad), tales como dos días de libre disposición para los docentes para atender necesidades urgentes e inaplazables; se ha vuelto a la concesión de licencias por estudios sin retribuir; se reconoce el derecho a la reducción de jornada con los parámetros que le interesa al docente; se establece la posibilidad de compatibilidad para los docentes con media jornada o jornada inferior y se permite el encadenamiento de excedencias.