Cuarenta viticultores de Ciudad Real recibirán 772.159 euros de ayudas a la reestructuración

Julia Yébenes Ciudad Real
Las ayudas a la reestructuración están modernizando el viñedo regional/ Lanza

Las ayudas a la reestructuración están modernizando el viñedo regional/ Lanza

En la actual campaña ya se han pagado más de 26 millones en estas ayudas a más de 2.300 agricultores de Castilla-La Mancha

Un total de 40 viticultores de la provincia de Ciudad Real recibirán el próximo 4 de octubre las ayudas correspondientes a la reestructuración del viñedo que, en conjunto, serán 772.159 euros.

El nuevo abono para la realización de inversiones que impulsen un sector cada vez más competitivo cubrirá los trabajos de reconversión de 178 hectáreas de 69 parcelas en el territorio ciudarrealeño.

En Castilla-La Mancha serán 200 los productores que ingresarán en sus cuentas otro pago correspondiente a esta convocatoria para reestructurar las vides, por un importe global de tres millones de euros, tal y como adelantó la pasada semana el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo.

En la actual campaña ya se han pagado más de 26 millones en estas ayudas a más de 2.300 agricultores.

Fuentes de la Consejería han recordado a lanzadigital que los viticultores pendientes de recibir estas ayudas pueden solicitar los anticipos, o en su caso el aval, para poder cobrar antes del 15 de octubre.

La reconversión de viñedo del sistema tradicional de vaso al moderno en espaldera ha pasado en la actualidad de suponer el 3% a cerca del 40% en los últimos años, y continúa la demanda de los agricultores que están pendientes de reestructurar su viña en Castilla-La Mancha.

Los fondos europeos, procedentes del programa de apoyo al sector priorizan varias líneas para la incursión de jóvenes y mujeres en el campo y para el impulso d la calidad de los vinos. Destacan los planes presentados por jóvenes agricultores que pertenezcan a explotaciones prioritarias, en los que sean titulares las mujeres, proyectos de titularidad compartida, así como los de aquellos viticultores que lleven su uva a bodegas que diferencien el pago de la uva en función de la calidad.