Bingo solidario en Daimiel para un comedor escolar en Guinea

Lanza Daimiel
Decenas de niños participaron en el bingo solidario de Nochebuena en Daimiel / Lanza

Decenas de niños participaron en el bingo solidario de Nochebuena en Daimiel / Lanza

Cientos de daimieleños acudieron a la Plaza de España para probar suerte y colaborar con el bingo solidario del Cristo del Consuelo, que recaudó 900 euros para un comedor escolar que promueve el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora en África

La Hermandad del Cristo del Consuelo organizó por séptimo año consecutivo durante la mañana de Nochebuena su popular bingo solidario en Daimiel. Una propuesta tradicional entre las iniciativas solidarias cofrades de estas últimas semanas que logró reunir a un gran número de público. Cientos de daimieleños probaron suerte y colaboraron con la compra de un cartón, a un euro, para optar a las dos grandes cestas que sorteaban.

Como resultado, recaudaron 900 euros que se destinarán al comedor escolar que promueve el Instituto Calasancio Hijas de la Divina Pastora en Guinea Ecuatorial, África. Concretamente, se proporcionará comida a los alumnos de la escuela de Akurenam. Allí está presente una comunidad de Calasancias desde el año 1984, donde dirigen una escuela en la que se educan a más de 360 alumnos.

Las familias, de clase muy baja, ocupan la mayor parte del día en buscar comida o leña en el bosque, por eso muchos de los alumnos cuando llegan a su casa no se encuentran a nadie ni nada para comer. Ante esta situación se creó un comedor escolar para los alumnos más pequeños, en un proyecto presupuestado en 3.900 euros anuales.

Una cesta infantil con juguetes y otra para adultos con jamón

En juego había una cesta infantil con juguetes, libros, material escolar, entre otros productos; y una cesta para los adultos valorada en más de 400 euros que contenía un jamón, turrones, vino, cava, sidra y un largo etcétera de productos.

Además, las líneas también tuvieron como premio flores de Pascua donde el grueso de los artículos de las cestas han sido donados por la comunidad educativa del colegio Divina Pastora (claustro, padres, alumnos) y por los miembros de la hermandad, que se mostraron “muy satisfechos con la participación, una de las más numerosas de estos años”.