El comité de Vestas convoca una concentración de protesta por los despidos y la política de personal de la empresa

Lanzadigital.com Daimiel
Imagen de archivo de una huelga en Vestas / Lanza

Imagen de archivo de una huelga en Vestas / Lanza

La movilización será el día 23, entre 18 y 20 horas, en la puerta de la empresa, que tiene un millar de trabajadores

 

El comité de empresa de Vestas Manufacturing de Daimiel, en el que están presentes los sindicatos: CSIF, CCOO, UGT, CGT y USO llevará a cabo el próximo día 23 una concentración ante la factoría, entre las 18 y las 20 horas, para protestar por la política de personal de la empresa, con más de mil trabajadores entre fijos y de ETT,s y muy especialmente por los despidos producidos en los últimos meses, que superan la decena.

Por su parte, el sindicato CSIF lamenta que pese a que día a día los trabajadores duplican su esfuerzo para sacar adelante la producción y que la empresa obtenga los mejores resultados financieros año tras año, pese a la precariedad de las condiciones laborales y que estén sometidos a presiones y amenazas constantes, los directivos de la empresa responden con despidos y acciones propias de un sistema opresor y esclavista como en tiempos antiguos.

CSIF exige una vez más a los directivos de la empresa dejar de comportarse como tiranos con las personas que con tanto trabajo la están sacando adelante, a pesar de los problemas de salud laboral que atraviesa, poniendo en duda la seguridad y en riesgo su salud y la de su familia.

CSIF lamenta el aumento de operarios con enfermedades profesionales, sin que los directivos de Vestas se estén preocupando por dar una respuesta más efectiva para que disminuyan y/o desaparezcan, por eliminación o sustitución de productos cancerígenos, mutagénicos y alérgenos.

Mil trabajadores

El sindicato CSIF pide a todos los trabajadores de Vestas en Daimiel, unos 560 fijos y más de 400 contratados de ETT,s que aparquen sus diferencias y se sumen a la defensa de sus derechos, teniendo en cuenta que ningún operario en esta empresa está seguro de conservar su puesto de trabajo y mucho menos su salud.

CSIF pide a los trabajadores despojarse del miedo y las represalias de los jefes, y levantar su voz para que la comunidad en general se dé cuenta de la situación que padecen, ya que es inadmisible que después de tantos años se despida a trabajadores como su fuesen perros y en algunos casos enfermos.