El artista bolañego Javier Martín Aranda gana el XVI Certamen de Pintura Rápida ‘Tablas de Daimiel’

Lanza Daimiel
El alcalde y varios concejales, junto al ganador /Lanza

El alcalde y varios concejales, junto al ganador /Lanza

Ganó con su cuadro dedicado al mítico y abandonado Hotel Madrid, un lugar que le llamó la atención por su luz y elementos arquitectónicos. Edición de récord que ha duplicado la participación respecto al pasado año, con 63 participantes llegados de fuera y dentro de la provincia, lo que ha supuesto un aumento también en la calidad de las obras. El premio local recayó en Fernando Ramírez de Arellano con un lienzo de la puerta principal de la iglesia de Santa María

El artista bolañego Javier Martín Aranda se alzó con el primer premio del XVI Certamen de Pintura Rápida ‘Tablas de Daimiel’. Es la tercera vez que logra el máximo reconocimiento en un concurso que obtuvo el doble de participación que el pasado año, con 63 pintores, “10 de ellos locales, 21 de la provincia y 42 -como subrayó la concejal de Cultura, Lourdes Cencerrado- llegados desde Valencia, Sevilla, Málaga o Jaén”. La edil agradeció la amplia concurrencia de todos y cada uno de ellos y su aportación para que esta edición haya aumentado simultáneamente en en calidad y vistosidad.

Martín Aranda logró cautivar al jurado y a gran parte del público con su cuadro dedicado al mítico y abandonado Hotel Madrid, un lugar que le llamó la atención por su luz y elementos arquitectónicos y que lo alejó de pintar otros espacios más populares o céntricos. “Una composición arriesgada y complicada”, como él mismo reconoció, que le ha tenido pintando el máximo de horas del certamen, ocho en concreto. Para ello, utilizó técnica mixta, comenzando con acrílico y finalizando la composición con óleo para plasmar de forma “tan bella” un elemento tan contundente como es la fachada de este viejo lugar de hospedaje.

63 pintores han participado en este nuevo certamen /Lanza

63 pintores han participado en este nuevo certamen /Lanza

De este modo, el pintor y licenciado en Bellas Artes, que ya sorprendió en 2015 con su cuadro inspirado en la fachada de una antigua droguería situada en la Plaza de Lepanto, volvió a reencontrarse con el triunfo y un premio en metálico de 700 euros, paseo en barca por el Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel, y como novedad, la posibilidad de exponer en la localidad o de ofrecer una máster class.

Premio local

El premio local se lo llevó Fernando Ramírez de Arellano con un lienzo basado en la puerta principal de la iglesia de Santa María. Durante los primeros compases del concurso, el pintor daimieleño estructuraba su composición en acrílico a través de diferentes manchas que poco a poco fue definiendo, “ya que una vez superada esa parte, que es la más compleja –apuntó el artista- uno se mete en el cuadro y el trabajo es más llevadero”.

Décimo sexta edición que se desarrollaba durante la jornada del sábado y cuyos premios se entregaban a las 19:00 horas en un concurrido Parterre, y donde se otorgaron hasta 12 premios patrocinados por diferentes empresas daimieleñas, a excepción del primero y el reconocimiento local que fue donado por el Ayuntamiento de Daimiel.

Precisamente en el acto estuvo presente también el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y varios miembros de la Corporación Municipal, encargados de entregar los diferentes premios, que por orden descendente quedaron de la siguiente forma:

1º Javier Martín Aranda.
2º Blai Tomás Ibáñez.
3º Juan Saturio.
4º Pablo Rubén.
5º Natalia Zhyliska.
6º Pablo García.
7º Francisco Luna.
8º Paco Campos.
9º Benjamín Castillo.
10º Abraham Pinto.
11º Miguel Ángel Median.
12º Justin Williams.
PL Fernando Ramírez de Arellano.