El daimieleño Luis Tato, el mejor fotoperiodista joven del mundo

Lanza Daimiel
Luis Tato

Luis Tato

El daimieleño ha sido reconocido doblemente este otoño por su cobertura de las elecciones presidenciales celebradas el año pasado en Kenia. Sus fotos para la agencia AFP han sido portada en el The New York Times, The Washington Post o The Wall Street Journal

El fotoperiodista daimieleño Luis Tato vive su mejor momento profesional. Su cobertura de las elecciones presidenciales celebradas el pasado año en Kenia, con repetición de los comicios y violentos enfrentamientos en las calles que dejaron más de 100 muertos, le han deparado el reconocimiento del gremio, que le ha premiado en dos ocasiones como el mejor fotoperiodista joven del mundo. Una en Perpignan el pasado septiembre, y hace unas semanas en Moscú.

Kenya's post-election turmoil / Foto: Luis Tato

Kenya's post-election turmoil / Foto: Luis Tato

An opposition supporter carries a stone on her head under the heavy rain in front a burning barrricade in Mathare, Nairobi on October 26, 2017, as a group of demonstrators attempted to prevent voters from accessing a polling station in presidential elections. Kenyan politics is characterised by inter-ethnic tensions and Kenyan elections were marred by deadly riots, violent protests, killings, and beatings in key opposition strongholds along the country. Human Rights Watch and Amnesty International found that just during the post-electoral process, police and inter-ethnics conflicts killed at least 100 people, and injured hundreds more in several parts of the country.

No en vano, sus fotos para la agencia AFP, para la que trabaja desde el verano de 2017 en el Este de África, fueron portada en el The New York Times, The Washington Post, The Wall Street Journal, The Guardian o Financial Times.

En situaciones tan extremas como las que vivió en Kenya, Tato reconoce que, al igual que sus compañeros, tiene la capacidad de “alejarse en cierta manera” de lo que sucede a su alrededor y mantener “una frialdad” sin la que sería imposible poder hacer su trabajo.

Luis Tato

Luis Tato

A partir de ahí, las “muchas horas de entrenamiento son las que le acercan “casi de forma instintiva” a la escena o la imagen más potente, siempre partiendo con “la función informativa” como premisa. En este punto, el fotoperiodista daimieleño valoraba “la libertad” que supone trabaja para AFP que no cuenta “con un sesgo editorial tan marcado”.

Tras unos breves días de vacaciones en su pueblo natal, Tato regresa a Nairobi donde se instaló hace año y medio tras dejar su colaboración con La Vanguardia, con la que ya había empezado a ser premiado en Barcelona. Una decisión que le ha hecho “crecer mucho”, vivir “una experiencia fantástica” y descubrir un África que emerge. Y es que, a modo de curiosidad, Kenya cuenta con la red de 4G más rápida del mundo y casi no se utiliza el dinero en efectivo, se paga directamente con el móvil. Una realidad en la que quiere profundizar en sus próximos reportajes fotográficos, confesaba.

Fotografía de Luis Tato en Kenia

Fotografía de Luis Tato en Kenia

A woman reacts as she passes Kenyan police troops during a protest by supporters of the National Super Alliance (NASA) presidential candidate on August 11th, 2017 at the Mathare slum of Nairobi, a stronghold of Kenyan opposition leader.

Lo que también le ilusiona, y ha estado moviendo esta semana, es una posible exposición en Daimiel donde mostrar “un recorrido por todo mi trabajo en África en el último año”.

Una exposición que, de llegar en 2019, tendría como últimas fotos las que sacará estas próximas navidades en Congo, donde irá a cubrir otras elecciones para AFP. “Allí también la realidad es compleja, y recientemente el país ha sufrido un brote de ébola”, señala.

Las peculiaridades y contrastes de un continente que ya ha atrapado a Luis Tato, tanto como sus imágenes a los lectores de los periódicos más influyentes de todo el mundo.