El Gobierno regional confía en que se produzca un trasvase hacia las Tablas de Daimiel ante su situación de “excepcionalidad”

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Las Tablas de Daimiel, en otro mal momento por la sobreexplotación de los acuíferos y la escasez de lluvias / Clara Manzano

Las Tablas de Daimiel, en otro mal momento por la sobreexplotación de los acuíferos y la escasez de lluvias / Clara Manzano

El consejero ha deseado que la situación hídrica de las Tablas de Daimiel cambie, no por el trasvase, sino por las lluvias que puedan producirse a lo largo de los próximos meses. 

El Gobierno de Castilla-La Mancha confía en que antes de que finalice el año la Comisión de Desembalse del Trasvase Tajo-Segura autorice el trasvase de 20 hectómetros cúbicos al Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel ante la situación de “excepcionalidad” en la que se encuentra y “rescatar” así el humedal, el cual solo tiene inundadas unas 60 hectáreas de las más de 3.000 que posee el parque.

Así lo ha manifestado este jueves el consejero de Desarrollo Sostenible de la JCCM, José Luis Escudero, a preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa que ha ofrecido junto con el presidente de la Diputación Provincial de Ciudad Real, José Manuel Caballero, tras mantener una reunión de trabajo entre ambas instituciones.

Escudero ha calificado de “obligatorio” el trasvase al humedal manchego y ha recordado que “la propia legislación vigente” contempla la posibilidad de desembalsar agua procedente de la cabecera del río Tajo cuando las Tablas de Daimiel “sufran una situación de excepcionalidad”, la cual la están viviendo, según ha indicado el consejero.

Rueda de prensa de Escudero y Caballero / Clara Manzano

Rueda de prensa de Escudero y Caballero / Clara Manzano

Por este motivo, el consejero ha mostrado su confianza en que el trasvase se realice, una vez que se reúna la Comisión de Desembalse del Trasvase Tajo-Segura, “a finales de noviembre o principios de diciembre”, para decidir sobre la petición realizada por la Comisión Mixta de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha.

No obstante, el consejero ha deseado que la situación hídrica de las Tablas de Daimiel cambie, no por el trasvase, sino por las lluvias que puedan producirse a lo largo de los próximos meses.

La JCCM, a expensas de la formación del nuevo Gobierno para quedarse con las competencias de Las Tablas y Cabañeros

Por otro lado y también a preguntas de los periodistas sobre la transferencia de competencias de Las Tablas de Daimiel y Cabañeros, los dos únicos parques nacionales de Castilla-La Mancha, Escudero ha comentado que están “a la espera” de la formación del nuevo Gobierno de España y solicitar de nuevo esta transferencia y que sea la JCCM quien se ocupe de estos dos parques nacionales.