El primero de marzo “se ata al Diablo”

Lanza Daimiel

La asociación cultural Bolote volverá a celebrar el ‘Día del Ángel’ y para alejar el mal y pedir por una buena cosecha “atará al Diablo”, como ya es tradición. Será a partir de las 12:00 horas, en las inmediaciones del río Azuer.

Alejar el mal y pedir por una buena cosecha. Esa es la finalidad de la tradición de “Atar el diablo” que se celebraba cada 1 de marzo, coincidiendo con la festividad católica del Día del Ángel. Una fiesta que hasta los años 70 del siglo pasado “movía a todo el pueblo al campo” y que, tras desaparecer durante unos años, la asociación cultural Bolote recuperó en 2004, coincidiendo con la celebración de sus veinticinco aniversarios.

Rosa Fernández de Espartero, fundadora de Bolote, recordaba como en sus años de juventud “hasta los talleres de costura cerraban”, y había una gran participación, aunque “no fuera un día de fiesta oficial”.

El ritual que ha llegado hasta nuestros días para ahuyentar las malas energías consiste en coger “dos o tres matas de siembra, hacerles dos nudos y ponerle una piedra o lanzarla por encima del hombro derecho”. Todo esto se puede completar “rezando un padrenuestro o un Avemaría” que, como apuntaba Fernández-Espartero, es la variante religiosa de una fiesta milenaria, cuyos orígenes “se remontan a los romanos, que por estas mismas fechas celebraban la llegada de la primavera”.

Sea para atar al diablo, para festejar la primavera o para disfrutar de una vuelta por la naturaleza, Bolote invita a celebrar este Día del Ángel, el próximo domingo 1 de marzo a las 12:00 horas, en las inmediaciones del Puente Viejo sobre el río Azuer.