Las Tablas de Daimiel doblan la superficie encharcada en el último mes

B.R./Lanza Daimiel
Entrada del río Guadiana al parque nacional por el Molino de Molemocho en una fotografía de esta semana /Lanza

Entrada del río Guadiana al parque nacional por el Molino de Molemocho en una fotografía de esta semana /Lanza

El parque nacional ha pasado de 500 a 1.000 hectáreas con las lluvias de las últimas semanas y mantiene una buena cantidad de aves acuáticas invernantes según el presidente del patronato Sebastián García. El humedal ha presesentado su cantidatura a la Carta Europea de Turismo Sostenible

Las Tablas de Daimiel también se han recuperado en parte gracias a las lluvias de los últimos quince días de borrascas atlánticas y han pasado en apenas un mes de mantener quinientas hectáreas encharcas a doblar esa cantidad. A estas alturas de marzo el parque mantiene 1.005 hectáreas con agua, novecientas del área del propio parque y cien en la zona de protección, según ha desvelado este miércoles el presidente del patronato rector Sebastián García.

García, que ha presidido en el Ayuntamiento de Daimiel el primer pleno del año del patronato, se ha mostraba optimista de cara a la próxima primavera, “el caudal que aporta el Guadiana actualmente al humedal es de 350 litros de agua por segundo”, afirma en un comunicado difundido por Radio Daimiel. En cuanto a visitas, muy relacionadas con el estado hídrico del humedal, García ha explicado que el año pasado registró 170.000 visitantes, 11.000 menos que en 2016, pero aún por encima de la media, de 125.000 personas.

Liiva, la grulla de Estonia que ha invernado en las Tablas

También se ha referido a la gran cantidad de aves acuáticas que han invernado en el humedal: 1.400 cigüeñas registradas (un dato histórico), 1.450 cormoranes y 14.000 grullas, entre ellas, Liiva, un ejemplar marcado con GPS en Estonia, “que ha ayudado a entender el camino de migración de las grullas hacia el parque”.

En estos meses según García se han realizado obras de mejora de abastecimiento de agua al centro de visitantes, que también cuenta con un nuevo audiovisual con contenidos actualizados, se ha ejecutado el tramo de pasarela entre la isla de La Entradilla y El Descanso y se han restaurado 104 hectáreas de la dehesa con encinas.

Mejoras para que no se filtren aguas sin depurar al humedal

Leopoldo Sierra, el alcalde de Daimiel , ha aprovechado la reunión para valorar las inversiones realizadas por Ayuntamiento y el Organismo Autónomo de Parques Nacionales que permitieron la construcción de la balsa de tormentas y el aumento de la capacidad de la laguna de Navaseca, que, en episodios de lluvias intensas como los de los últimos días, evitan la filtración de aguas sin depurar a las Tablas, “un trabajo conjunto entre administraciones del que todos tenemos que sentirnos satisfechos”, ha dicho.

Plan de uso y gestión vigente

Por su parte, Sebastián García ha valorado el hecho de la celebración de la primera reunión del patronato con el plan rector de uso y gestión aprobado. “Esta herramienta  ya ha hecho posible que el grupo de trabajo de conservación que recoge el propio plan se haya reunido e incorpore en esta sesión sus propuestas al patronato”. Entre ellas ha destacado la renovación para este año del proyecto de reforzamiento poblacional del tritón pigmeo, “un anfibio muy amenazado en el parque”, junto con la petición de un informe sobre la mejora de las pasarelas e itinerario de la isla del pan.

El presidente del patronato también ha anunciado la presentación de la candidatura oficial del parque a la adhesión a la Carta Europea de Turismo Sostenible. “Uno de los trabajos más importantes para este año” que persigue el objetivo de “convertir las Tablas en un destino turístico sostenible”.

El parque nacional está recibiendo agua de forma natural por el río Guadiana desde el pasado 16 de enero.