Los daimieleños se vuelcan con una nueva campaña de sensibilización ‘Por un Daimiel limpio’

Lanza Daimiel

Desde el área de Parques y Jardines se ha lanzado una nueva propuesta para la concienciación en la recogida de excrementos de animales. La concejal responsable, María del Carmen Rivero, informaba en rueda de prensa del reparto de dícticos en colegios, tiendas de animales, clínicas veterinarias y centros públicos con el lema “Es tarea de todos mantener un Daimiel limpio”.

La concejal del área de Parques y Jardines, María del Carmen Rivero informaba en rueda de prensa de una nueva campaña municipal de sensibilización sobre la recogida de excrementos de animales. “Pretendemos mejorar la imagen de nuestra ciudad, evitar conflictos entre vecinos y para que nuestros pequeños puedan hacer uso de los parques infantiles con toda tranquilidad”, explicaba Rivero.

Un total de 5.000 dípticos que se repartirán en colegios, tiendas de animales, clínicas veterinarias y centros públicos, y que incluyen una lista de motivos por los que se deben recoger las heces de las mascotas de compañía. Estos motivos pueden partir del deterioro de mobiliario urbano, ser foco de infecciones, producir mal olor o dar mala imagen de nuestra ciudad.

Para esta campaña, la edil ha estado acompañada de la veterinaria local, Eva Arroyo, quien ha hecho hincapié en el peligro que las heces animales pueden suponer sobre todo para niños, ancianos y personas inmunodeprimidas. Desde el colectivo veterinario, se recomienda tratar estas enfermedades desde la prevención, teniendo al animal correctamente vacunado, desparasitado interna y externamente, y con un buen estado de salud.

Arroyo ha explicado que el contagio se produce cuando las heces se secan, los restos se volatilizan y se depositan en fuentes o arenas de parques infantiles a través del aire, siendo de esta manera una amenaza sobre todo para los más pequeños por contacto directo.

Se ha recomendado también el uso de los dispositivos Capiscan, los parques caninos, el empleo de bolsas de plástico para los excrementos que habrá que depositar en las papeleras o contenedores de basura orgánica, así como la importancia de llevar una botella de agua para los orines. La sanción impuesta en el caso de no recoger estas deposiciones asciende a 150 euros, tal y como recordó Rivero.

De esta manera, se lanza una campaña que ahondará en la concienciación también con charlas que se impartirán en los colegios de la localidad, intentando de esta manera que la sensibilización empiece con los más pequeños.