Más de 120 mayores celebran su día conociendo La Motilla del Azuer y con una comida de hermanamiento

Lanza Daimiel
Foto de familia de los mayores en la Motilla del Azuer

Foto de familia de los mayores en la Motilla del Azuer

El alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, clausuró la jornada en el Pabellón Ferial donde se concentró el grueso de participantes para despedir los dos días de actividades desarrollados en torno a ellos. El primer edil ensalzó las políticas de envejecimiento activo con carácter municipal que se emprenden desde las distintas delegaciones.

Una comida de hermandad y la actuación de la cantante daimieleña, Lola Pérez, han servido de colofón a la celebración en Daimiel del ‘Día Internacional de las personas con edad’. El Pabellón Ferial ha acogido el martes este evento en el que han participado más de 120 de mayores de Daimiel. Gran parte de ellos, por la mañana, se desplazaron al yacimiento arqueológico Motilla del Azuer para conocer este BIC mediante una visita guiada de carácter gratuito que se desarrolló con todas sus vacantes ocupadas.

Muchos de ellos nunca habían estado en el asentamiento de la Edad del Bronce, según explicaba el arqueólogo, Miguel Torres. Lo que más les ha llamado la atención, señalaba, además de su monumentalidad, ha sido “la altura de los muros, el sentido de fortificación del recinto y la profundidad del pozo”. Para el arqueólogo, la tipología de construcción, además, “es análoga a la arquitectura tradicional de la que los mayores han podido ser testigos en su juventud”. Una experiencia Torres “muy grata”, ya que aporta “mucha satisfacción poder acercarles este patrimonio tan especial y singular”.

Antes del inicio de la comida, el alcalde de Daimiel, Leopoldo Sierra, y la concejal de Servicios Sociales, Alicia Loro, han clausurado las actividades. El primer edil, felicitaba a la delegación de Servicios Sociales por la organización de dos días de propuestas para el colectivo adscritas a las políticas de envejecimiento activo con los mayores, “a los que debemos tanto y de los que de debemos aprovechar su experiencia para seguir adelante”.

Esta jornada de convivencia dio continuidad a la que se vivió el lunes en el barrio de San Isidro con los usuarios del Servicio de Estancias Diurnas del Centro de Mayores.