Piden al Patronato de Las Tablas de Daimiel medidas cautelares ante la sequía

Aníbal B. C. Ciudad Real
La Asociación para la defensa de los humedales manchegos 'Ojos del Guadiana Vivos' ha comprobado que se está produciendo la ocupación de terrenos húmedos y arenales con nuevas plantaciones

La Asociación para la defensa de los humedales manchegos 'Ojos del Guadiana Vivos' ha comprobado que se está produciendo la ocupación de terrenos húmedos y arenales con nuevas plantaciones

En el escrito que van a presentar este martes durante la celebración del Patronato del parque recuerdan que durante la sequía de los años noventa se adoptaron medidas cautelares como paralizar la tramitación de expedientes de reconocimiento de derechos y se suspendieron riegos, en aplicación del artículo 45 de la Constitución y artículo 58 de la Ley de Aguas, con independencia de que los derechos de uso de agua fueran públicos o privados.

La Asociación para la defensa de los humedales manchegos ‘Ojos del Guadiana Vivos’, de la que forman parte investigadores, científicos, técnicos y ecologistas, pedirá al Patronato del Parque Nacional de Las Tablas de Daimiel que tome medidas cautelares ante la situación de sequía que vive el parque.

En el escrito que van a presentar este martes durante la celebración del Patronato del parque recuerdan que durante la sequía de los años noventa se adoptaron medidas cautelares como paralizar la tramitación de expedientes de reconocimiento de derechos y se suspendieron riegos, en aplicación del artículo 45 de la Constitución y artículo 58 de la Ley de Aguas, con independencia de que los derechos de uso de agua fueran públicos o privados.

Esta petición, han señalado, se basa en la situación hídrica actual que presenta el parque nacional, con apenas 625 hectáreas inundadas y con el riesgo de llegar a principios de otoño con una superficie que no superaría las 100 hectáreas encharcadas.

La asociación, detallan en su escrito, “es testigo de cómo en la zona de influencia del parque vienen creciendo desde el comienzo de siglo los regadíos de cebollas, almendros, pistachos y olivos, singularmente transformando cultivos tradicionales de secano, o ampliando los ya existentes”.

Asimismo, han comprobado que se está produciendo la ocupación de terrenos húmedos y arenales con nuevas plantaciones que “debían estar protegidos como Lugares de Interés Comunitario”.

Pero lo más indignante, han advertido, “es que con la sequía actual estén regando terrenos de Dominio Público en la zona de influencia del parque, mientras desde ese espacio protegido se quiere un trasvase del Tajo o extraer aguas subterráneas para tener un mínimo de superficie inundada, temiendo una caída de visitantes”.

La Asociación para la defensa de los humedales manchegos 'Ojos del Guadiana Vivos' ha comprobado que se está produciendo la ocupación de terrenos húmedos y arenales con nuevas plantaciones

La Asociación para la defensa de los humedales manchegos 'Ojos del Guadiana Vivos' ha comprobado que se está produciendo la ocupación de terrenos húmedos y arenales con nuevas plantaciones

Y han recordado que hoy un dispositivo de riego de gran dimensión, situado en plenos Ojos del Guadiana, “sigue regando y el Arroyo Lencero o Cañada Madara, que en su continuidad en los Ojos es el Guadiana, sigue estando su cauce seco y sembrado de plásticos provocando que las aves, algunas migratorias, confundan su alimentación ingestando plástico”.

Por ello, han querido denunciar públicamente lo que consideran “un cúmulo de despropósitos”, y han pedido una reunión extraordinaria urgente de las autoridades representadas en el Patronato, “con el objetivo de racionalizar y defender los intereses públicos adoptando coordinadamente medidas cautelares eficaces”.

Finamente, han recordado que el Ministerio de Transición Ecológica asumió el compromiso de alcanzar los objetivos ambientales mínimos del Plan de la Demarcación del Río Guadiana en el año 2015, entre los que se encuentran las masas de aguas de las Tablas de Daimiel, “objetivos que está lejos de alcanzase a estas fechas”.

Por otro lado, también ha recordado que en estas fechas se cumplen 32 años desde la declaración de sobrexplotación del acuífero de La Mancha Occidental, 25 años de la Sentencia del Tribunal Supremo validando el deslinde efectuado por la Confederación Hidrográfica del Guadiana del Paraje de los Ojos del Guadiana, y 20 años de que se formalizase ante la Confederación una denuncia por la instalación de un dispositivo de riego de grandes dimensiones en los Ojos del Guadiana que permanece en activo, en una zona de Dominio Público Hidráulico.

Y han terminado advirtiendo que la Constitución Española, en su establece que los poderes públicos “deben velar por la utilización de todos los recursos naturales, con el fin de proteger y mejorar la calidad de vida, y defender y restaurar el medio ambiente, apoyándose en la indispensable solidaridad colectiva”.