Dos productoras solaneras explicaron las bondades del azafrán en una degustativa charla

Gabriel Jaime La Solana
Dos productoras solaneras explicaron las bondades del azafrán en una degustativa charla /Lanza

Dos productoras solaneras explicaron las bondades del azafrán en una degustativa charla /Lanza

La idea era mostrar las cualidades y características del azafrán más allá de como colorante alimenticio, según aseguraron a la prensa local. Esta planta es buena para la piel, el hígado, el estómago o la vista, tiene vitaminas, hierro, calcio y es una gran aliada como antidepresiva y anticancerígena, entre otras funciones. Y además, utilizando muy poca cantidad de producto, subrayaron

Las propiedades del azafrán fueron debatidas en una interesante charla organizada por la Universidad Popular a través del curso de Cuidador de Comedor Escolar. Las productoras y también comercializadoras de este preciado producto en La Solana, Juani Baeza y María Santos-Orejón, explicaron los múltiples beneficios del azafrán para nuestro organismo, sobretodo del español como máximo exponente de calidad.

La idea era mostrar las cualidades y características del azafrán más allá de como colorante alimenticio, según aseguraron a la prensa local. Esta planta es buena para la piel, el hígado, el estómago o la vista, tiene vitaminas, hierro, calcio y es una gran aliada como antidepresiva y anticancerígena, entre otras funciones. Y además, utilizando muy poca cantidad de producto, subrayaron.

Orígen del cultivo

Durante la charla, explicaron de dónde viene este cultivo y otra serie de curiosidades, dejando claro que no hay ninguno como el español. Las empresarias, bajo la firma comercial de Azafrán María, recalcaron que el azafrán español y más concretamente el de La Mancha es el mejor del mundo. Tiene mucha más calidad, más sabor y más color que ningún otro, según indicaron, y no tiene nada que ver con su más directo competidor importado de Irán.

Las ponentes argumentaron que el azafrán del país asiático no viene etiquetado para ocultar su procedencia, lo que unido a un precio más bajo, sea una mayor competencia con el autóctono.

Última campaña

La pasada campaña fue buena. Llegó algo tardía, pero no vacía, según explicaron. Los precios tampoco estuvieron mal, aunque al contabilizar una gran producción, bajaron un poco. La cosecha de este año es una incógnita todavía, ya que puede verse perjudicada por la falta de lluvias, apostillaron.

Finalizada la ponencia, las asistentes que llenaron el auditorio de la Biblioteca Municipal, fueron obsequiadas con un bizcocho de azafrán y una infusión también elaborada con esta planta.