Dos profesores de Ciudad Real entre los embajadores de Scientix

Noemí Velasco Manzanares
José Luis Olmo Rísquez, junto a Alicia Mateo y Belén Gómez, tres profesores que trabajan por la divulgación de la ciencia en Castilla-La Mancha / Lanza

José Luis Olmo Rísquez, junto a Alicia Mateo y Belén Gómez, tres profesores que trabajan por la divulgación de la ciencia en Castilla-La Mancha / Lanza

El profesor José Luis Olmo Rísquez, del instituto Azuer de Manzanares, y Belén Gómez, del colegio José María de la Fuente de Ciudad Real, participaron en el II Congreso Nacional de Scientix organizado en el Museo Nacional de la Ciencia y la Tecnología de Alcobendas junto a más de 170 docentes de toda España. El objetivo fue promover estrategias basadas en la investigación y la innovación para mejorar la educación de la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas

Comprometidos en la divulgación y la promoción de la ciencia, dos profesores de la provincia forman parte del grupo de embajadores Scientix de la Unión Europea. José Luis Olmo Rísquez del instituto Azuer de Manzanares y Belén Gómez del colegio José María de la Fuente de Ciudad Real, junto a Alicia Mateo del instituto Luis de Lucena de Guadalajara, son los tres docentes de Castilla-La Mancha que forman parte del equipo.

Los tres participaron el pasado 2 y 3 de febrero en el II Congreso Nacional de Scientix en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de Alcobendas (Madrid), organizado por la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología (Fecyt) y el Instituto Nacional de Tecnologías Educativas y de Formación al Profesorado del Ministerio de Educación y Formación Profesional.

Más de 170 profesores de toda España, entre ellos los 56 embajadores Scientix, participaron en este evento para “desarrollar y promover estrategias basadas en la investigación y la innovación que permitan mejorar la educación de las Steam”, es decir, la ciencia, la tecnología, la ingeniería, el arte y las matemáticas.

De la “lámpara giratoria” a los “molinos de color”

Más de 20 comunicaciones y talleres, así como varias mesas redondas, se sucedieron en el congreso. El mismo José Luis Olmo Rísquez desarrolló dos talleres para practicar en el aula y que exigían de la aplicación del método científico, con el fin de comprender “importantes fenómenos físicos, químicos y tecnológicos”.

El primer taller incluyó el “reto de la lámpara giratoria”, que suponía la construcción de este artilugio con un envase de aluminio de hacer magdalenas, una vela, un alfiler y un clip. El profesor trató conceptos físicos como la velocidad angular, la rotación y el fenómeno de la convección.

La segunda actividad consistió en construir “molinos y cascadas de color”, unas máquinas simples como ruedas hidráulicas que elevaron objetos mediante unos sencillos tornos. En esta ocasión, el profesor utilizó materiales caseros muy económicos, como pajitas, botellas de agua, hilo y palillos de madera.

Scientix, una plataforma al servicio de la comunidad educativa

La Comisión Europea creó el proyecto Scientix en 2009, en coordinación con la European Shoolnet, como un consorcio sin ánimo de lucro con sede en Bruselas, que agrupa a 31 ministerios de educación y que impulsa la innovación educativa y colaboración entre escuelas y profesores de toda Europa.

De esta forma, Scientix es un lugar de intercambio de experiencias entre profesores. Así pues, ofrece recursos didácticos para las clases, informes de investigación y documentos relacionados con políticas educativas -más de 800 proyectos- y un servicio de traducción de materiales del portal en las 23 lenguas oficiales de la Unión Europea.

También incluye acciones de formación -talleres, congresos, seminarios-, una comunidad para compartir experiencia mediante foros y chats, noticias y eventos en relación a la enseñanza de las ciencias y un boletín electrónico.

Por su parte, los embajadores tienen como tarea “divulgar la plataforma, darla a conocer, para que más profesores la conozcan y puedan disponer de multitud de recursos muy interesantes para el día en el aula o bien que participen en diversos proyectos o concursos”.

Por ese motivo, José Luis Olmo Rísquez aprovechó a animar a que “todo maestro, profesor, responsable educativo y gestores de proyectos de ciencias” formen parte de esta “gran comunidad” de docentes europeos unidos por el mismo interés de “mejorar nuestra sociedad a través del conocimiento de las ciencias”.