Ecologistas en Acción cuestiona la viabilidad de la mina El Moto de Abenójar y reduce las expectativas de empleo

Lanza Abenójar
Ecologistas en Acción habla de riesgos ecológicos y para la salud

Ecologistas en Acción habla de riesgos ecológicos y para la salud

La organización Ecologistas en Acción cuestiona en un comunicado la viabilidad de la mina de wolframio El Moto, que se prevé explotar en Abenójar por la empresa Mining Hill’s SL, y pone en duda que el proyecto vaya a generar 175 puestos de trabajo directos y otros tantos indirectos, tal y como se ha anunciado.

Según Ecologistas en Acción, “la realidad constatada en otros casos similares es que la mano de obra prometida se reduce significativamente”, los puestos de trabajo requieren trabajadores cualificados “y en gran medida requerirían cursos de formación que no están contemplados en el proyecto”.

A este respecto, la organización recuerda que el proyecto establece un número de empleos cuya tipología “no está determinada claramente”, por lo que la previsión de mano de obra “más una previsión optimista que una realidad técnica”.

Ecologistas en Acción asegura que “minería y especulación suelen ir de la mano en un ingente número de proyectos que finalmente no ven la luz, pero que enriquecen a más de un directivo sin escrúpulos que juegan en bolsa con los valores de las acciones de su compañía, con el dinero de inversores y con las ilusiones y las esperanzas de la gente de la comarca, creando así falsas expectativas”.

Asimismo, recuerda que “a día de hoy la Junta sigue denegando el expediente”, por lo que el diputado regional de Podemos David Llorente “lo ha solicitado por vía parlamentaria” y la propia Ecologistas en Acción ha cursado una queja por vía administrativa.

A juicio de la organización ecologista, “todas estas variables cuestionan la viabilidad  del proyecto” y además considera que no está garantizada la inexistencia de riesgos, tanto de carácter ecológico como los que afectarían a la salud pública, “que es lo realmente preocupante”.

En este sentido, el comunicado añade que “es sabido que la mina producirá unos efectos evidentes en un territorio donde existen recursos naturales explotables, arrasando con una realidad de calidad ecológica”, cuando en su opinión se podría lograr “un crecimiento más sostenible con desarrollos agrícolas (frutales)” que podría coexistir con “acciones ecoturísticas” favorecidas “por ríos, cuevas e instalando puntos de observación de aves y demás patrimonio faunístico y natural, potenciando así elementos como sendas ecológicas, gastronomía de recursos propios (caza) y áreas de interés cultural del entorno, implicando a su vez mejoras en una biodiversidad que redundaría notablemente en beneficios para la comarca”.