El actual trasvase de 2,5 hectómetros cúbicos al Gasset terminará el 18 de octubre

Julia Yébenes Ciudad Real
Desembocadura de la tubería que conecta el embalse de la Torre de Abraham con el pantano de Gasset / Clara Manzano

Desembocadura de la tubería que conecta el embalse de la Torre de Abraham con el pantano de Gasset / Clara Manzano

Garantizará agua potable “de calidad” para los próximos meses, indica el presidente de la Mancomunidad del Gasset, Casimiro Pastor, a la espera “de volver a evaluar los recursos” si persiste la sequía y con la esperanza de “que llueva”

El actual trasvase de agua desde la presa de la Torre de Abraham al pantano de Gasset de 2,5 hectómetros cúbicos terminará el próximo 18 de octubre. Se trata del segundo traslado del recurso aprobado por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) este año, y se suma al autorizado en junio, con otros 2,5 hm3.

En total, desde diciembre 2015 se han realizado once derivaciones en las que se han trasvasado 24 hm3 de agua al pantano que abastece al consumo humano de la comarca de la capital de Ciudad Real, con 105.000 personas.

Las actuaciones garantizarán agua potable “de calidad” para los próximos meses, indica el presidente de la Mancomunidad del Gasset, Casimiro Pastor, a la espera “de volver a evaluar los recursos” si persiste la sequía y con la esperanza de “que llueva”.

Ha dicho confiar en que haya precipitaciones en otoño, invierno y primavera para que “se nos alarguen los recursos” y el pantano mantena al menos 14 hm3, que es la línea fijada en el Plan de Sequía para ordenar otra derivación.

Hasta el momento, el embalse de Gasset, con 12,6 hm3 almacenados, se encuentra al 30 por ciento de su capacidad, ha explicado Pastor, mientras que el cedente de La Torre de Abraham registra una cuota del 8,86 por ciento de su máxima capacidad, al acumular 16 hm3.

Uso responsable del agua

Pastor ha mostrado su agradecimiento a la ciudadanía por el “uso responsable del agua” y como presidente de la entidad que gestiona el suministro de agua, ha querido hacer un llamamiento público para mantener este equilibrio en el consumo, sobre todo por el estado de emergencia de sequía que sufren ambos pantanos ciudarrealeños.

Desde la administración pública se trabaja igualmente en la optimización de los recursos hidráulicos, ha destacado el también concejal de Infraestructuras del Ayuntamiento de Ciudad Real, con inversiones en tecnología en diferentes infraestructuras como la estación de tratamiento de agua potable, o los estabilizadores de presión de la Atalaya, que “nos ayudan a que no haya roturas”.

Ha valorado asimismo la “importante apuesta” del Ayuntamiento capitalino por la renovación de tuberías envejecidas, con la sustitución del fibrocemento por el polietileno de alta densidad y por fundición dúctil.

En la actualidad “estamos terminando una obra en las calles Estación Vía Crucis y Paz, en pleno centro de la ciudad, así como al semana que viene se iniciará otra actuación similar “muy importante” en la misma zona, en este caso las calles Reyes, Azucena y Camarín.

Con todo, el edil ha confiado en que la pronta llegada de las estaciones más húmedas atraigan la lluvia, aunque ha insistido en la necesidad de “seguir concienciados y haciendo un uso responsable.

El abastecimiento es prioritario, ha reiterado Pastor, y los trasvases son garantía de suministro de agua en cantidad y de calidad a más de 100.000 habitantes de Ciudad Real, Fernán Caballero, Fuente el Fresno, Malagón, Miguelturra, Carrión de Calatrava, Picón, Poblete, Torralba de Calatrava y Alcolea de Calatrava,

La conexión y sus mejoras un coste global de 55 millones de euros, de los que 12,5 millones fueron asumidos por los ayuntamientos usuarios, mientras que el resto se financió con fondos europeos y regionales.