El aeropuerto trabaja para crear su nueva empresa de seguridad y Asegura Control, que se siente «maltratada», reclamará a CRIA la deuda por vía judicial

Julia Yébenes Ciudad Real
Aeropuerto de Ciudad Real / Elena Rosa

Aeropuerto de Ciudad Real / Elena Rosa

Los dirigentes de Asegura Control expresan su solidaridad con los nueve trabajadores en paro, a quienes “hemos pagado sus nóminas y seguros sociales” hasta "el último día antes de entrar en ERTE"

La gestora del aeropuerto de Ciudad Real, Ciudad Real International Airport (CRIA), sigue con los trámites para dar de alta a SMIA Seguridad SL, la empresa que prestará el servicio de seguridad en el aeródromo, tras el conflicto laboral surgido en julio con Asegura Control, que tras años prestando esta actividad se siente “maltratada”.

Según ha podido saber lanzadigital, los gestores de la infraestructura manchega trabajan en la homologación de la nueva compañía de vigilancia, para cubrir este servicio, necesario en las operaciones aéreas, y que se suma a los controles de la Guardia Civil y la Policía Nacional sobre los que tienen competencia, en terminales y pistas, incluidos los de los vuelos privados.

Por ahora, los efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado son los que han dado cobertura a los últimos movimientos del aeródromo ciudarrealeño, como la salida del Boeing 737 el pasado lunes en dirección al aeropuerto Borispol de Kiev (Ucrania), o el vuelo del Airbus A319 de la compañía Lattitude Hub de finales de julio.

Las fuentes consultadas aseguran que trabajan en los trámites para legalizar la nueva firma de seguridad, que tiene domicilio social en el propio aeropuerto, también con el fin de prevenir cierres del espacio aéreo, como el decretado a principios de julio por la falta de entre CRIA y Asegura Control. Al cabo de una semana lo reabrió para los aviones sin controles de carga y equipaje, según informó el propio el gestor del aeródromo manchego, a través de un Notam.

Malestar

Desde esta empresa muestran su malestar con la gestora aeroportuaria de Ciudad Real y, según uno de sus directivos, permanecen a la espera de subrogar a los nueve empleados que han trabajado desde hace años en este complejo, actualmente sometidos a un ERTE.

En declaraciones a este digital, denuncian “perjuicios financieros” por el impago de 320.000 euros que, precisamente, les llevó a solicitar el expediente de regulación temporal de empleo.

Confían en que la nueva empresa de seguridad privada esté registrada lo antes posible y “cumpla la normativa vigente”, para así acabar con la situación laboral entre su plantilla.

“Necesitamos saber la fecha de inicio de servicio” de SMIA Seguridad SL, para “dar por finalizado el ERTE”, insisten.

Los dirigentes de Asegura Control expresan su solidaridad con los nueve trabajadores en paro, a quienes “hemos pagado sus nóminas y seguros sociales” hasta «el último día antes de entrar en ERTE». «Asegura Control no debe nada a los trabajadores», agregan.

De la misma manera, la fuente de la empresa recuerda que han reclamado en un juzgado de Madrid, con daños y perjuicios, la cantidad impagada de 320.000 euros, correspondientes a los últimos diez meses de su servicio, tras la devolución del último pagaré  a su favor, que vencía el 1 de agosto.

Aseguran, en este sentido, que CRIA “no han facilitado ninguna fórmula o plazo para realizar los pagos”, y por ello “sólo esperamos cobrar por vía judicial”.

El portavoz de esta compañía también se queja de otra «actuación engañosa» que podría estar realizando CRIA, como son las “tareas de vigilancia encubierta de cuatro auxiliares de mantenimiento que ha contratado recientemente”, dado que además de las operaciones aéreas, la infraestructura ciudarrealeña cuenta con cerca de medio centenar de aeronaves aparcadas para su preservación.