El ayuntamiento de Manzanares colabora en la recuperación de vías pecuarias

La Consejería de Agricultura realiza tareas de limpieza y reforestación en la Cañada Real Soriana, dirección Llanos, y en la de Cuenca

N. V.
Manzanares

El Ayuntamiento de Manzanares contempla la posibilidad de recuperar espacios naturales cercanos al casco urbano y conectados a las cañadas reales de forma paralela a las actuaciones realizadas por la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural en la Cañada Real Soriana y en la Cañada Real de Cuenca. Así lo confirmó el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, en compañía de la concejala de Obras y Medio Ambiente, Isabel Díaz-Benito, del técnico responsable de vías pecuarias de la Junta de Comunidades, José Ramón Ramos, y la técnico de medio ambiente del Ayuntamiento de la localidad, Sagrario Camacho, durante la visita que realizó a diferentes tramos de estas vías pecuarias para contemplar los avances realizados.

La Consejería de Agricultura ha impulsado tareas de limpieza y reforestación de veredas, con el fin de retirar escombros y toneladas de piedras que escondían el ‘espacio naturalizado’. La concejala de Medio Ambiente confesó que el comienzo de este programa ha tenido lugar en Manzanares, lo que ha supuesto “una satisfacción enorme”. “No hay que olvidar que históricamente la ciudad ha sido un gran nudo de comunicaciones, no solo por carretera sino también en cuanto a trashumancia y ganadería”, explicó Díaz-Benito.

En concreto, el primer edil visitó el entronque de la Cañada Real Soriana con el casco de Manzanares, el Cristo de las Agonías, la Cañada Real Soriana en su tramo a Llanos y la Cañada Conquense en dirección a Alcázar de San Juan. Asimismo, Julián Nieva hizo una valoración muy positiva del trabajo que están realizando en las cañadas que cruzan la ciudad, al considerar que es “una actuación para la historia”, que piensa “en las personas” y que “hará posible que el entorno de Manzanares en unos años tenga un aspecto mucho más importante”.

La primera actuación fue en la Vereda de Siles y ya se aprecian encinas con una altura de en torno a un metro, “un éxito”, pues “prácticamente todas las plantas han conseguido arraigar”. Este año han actuado sobre el tramo de la Cañada Real Soriana, dirección Llanos, y en la Cañada Conquense, dirección Alcázar. También abordarán la limpieza del espacio de vereda que, ya dentro del casco, ocupaba el acceso a la carretera de Moral de Calatrava.

Asimismo, según avanzaron en nota de prensa, “el Ayuntamiento tiene la intención de colaborar en las zonas más cercanas a la población” y el primer edil adelantó que “cabe la posibilidad de que, en esta legislatura, la ciudadanía ya pueda ver como se han recuperado algunos espacios naturales”. Es el caso del final del Paseo de Andalucía, al lado de la ermita del Cristo de las Agonías, donde hay una parte de la cañada real que “estaba absolutamente abandonada”, y que puede contemplar trabajos de recuperación y limpieza. Además, el Consistorio estudia “dotar a la población de instalaciones que mejoren la realización de la trashumancia” con el fin de que haya unas “condiciones dignas” para pastores y animales que todavía la practican.