El Campo de Calatrava celebra el lunes una jornada para analizar la situación provocada por la Covid-19 con cien empresas de la comarca

Fran Solís Ciudad Real
La presidenta y el gerente de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava / Lanza

La presidenta y el gerente de la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava / Lanza

La presidenta de la asociación, Gema García Ríos, explica que entre las empresas que van a participar en esta jornada formativa, en la que se pondrán en común los problemas surgidos a raíz de la aparición del coronavirus, estarán representados tres de los principales sectores económicos de la comarca como son el comercio local (agroalimentación, complementos, decoración, etc.), hostelería y restauración, y alojamientos (hoteles, casas rurales…)

La Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava celebra este lunes 29 de junio una jornada formativa para poner en común e intentar dar solución a aquellos problemas que han podido surgir a raíz de la aparición de la Covid-19.

En este sentido, la presidenta de la asociación, Gema García Ríos, indica que este encuentro digital, que tendrá lugar de manera telemática y en el que van a participar cerca de cien empresas de la zona, persigue “conectar a las empresas de los diferentes municipios, porque entendemos que ello puede contribuir a que se echen una mano y se ayuden entre sí con las ideas que surjan o que aporten”. Pero, además, la jornada «pretende conectar a los diferentes empresarios y sectores que tienen una importante influencia dentro del territorio”.

“Desde el grupo queremos que las empresas sepan que estamos ahí, que somos un apoyo y que nuestra intención es ayudarles con todos los problemas que puedan tener para intentar resolverlos, o bien, para buscar una salida a los mismos”.

García Ríos recuerda como cuando estalló la crisis del coronavirus, desde la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava, «nos pusimos manos a la obra para trabajar por las personas y empresas del territorio”. Una de las actuaciones llevadas a cabo fue la adhesión a la plataforma internacional ‘Frena la curva’ para poner en contacto a demandantes y ofertantes de bienes y servicios en tiempos de confinamiento. Posteriormente “llevamos a cabo un estudio de investigación para conocer cuál era la incidencia real que la pandemia estaba produciendo en nuestras empresas”, indica la presidenta de la asociación.

En esta línea matiza como “uno de los problemas que detectamos a raíz de las diferentes encuestas que realizamos y del análisis de los datos que teníamos, fue que las empresas demandaban información clara para poder enfrentarse a las nuevas medidas establecidas, así como para saber los pasos que tenían que seguir para adscribirse y solicitar las diferentes ayudas a las que se podían acoger”.

Incidencia de la Covid en la economía de la comarca

Respecto a la incidencia que el coronavirus ha podido tener en las empresas y comercios de la zona, García señala que la Covid-19 ha provocado “un parón muy importante”, pues, entre otras cosas, “ha afectado a la celebración de la Semana Santa, registrándose pérdidas económicas en un porcentaje bastante elevado en la mayor parte de las empresas de la zona. No hay que olvidar que, dentro del Campo de Calatrava, la Semana Santa tiene una gran importancia desde el punto de vista turístico. De hecho, una de las líneas maestras con las que trabajamos desde el grupo es la denominada Pasión Calatrava. Y las pérdidas económicas han sido importantes en este sentido”.

A ello hay que añadir como la reapertura del comercio local y de la restauración así como de los hoteles y de las casas rurales, “está muy condicionada por las estrictas medias sanitarias y de seguridad que hay que afrontar, con los costes que ello conlleva”.

Pero la llegada de la Covid-19 también ha podido provocar que el tejido empresarial de los pueblos encuentre una oportunidad a la hora de aprovechar esta puesta en valor del medio rural. “Entendemos que hay una ventana de oportunidades, sobre todo en lo que se refiere a al sector turístico, porque en territorios como el del Campo de Calatrava, donde llevamos 20 años trabajando en una estrategia turística, creemos que podemos ofrecer una alternativa con una aglomeración de personas mucho menor. También podemos ofertar un turismo que garantiza una seguridad y estabilidad sanitaria en el territorio”.

Es por ello que, para Gema García, la pandemia “ha mostrado que la calidad de vida de la que se suele hablar, la que disfrutamos en los pueblos y en el medio rural, es una realidad. También es cierto que nos ha resultado algo más fácil afrontar la grave crisis provocada por el virus que la que han tenido que soportar las grandes ciudades”.

Digitalización en el medio rural

Otra de las constancias que ha dejado patente la Covid-19 ha sido la importancia de la digitalización dentro del medio rural, ya que, a juicio de García, “se ha convertido en una prioridad”. Desde su punto de vista, “durante la pandemia también hemos visto el desarrollo de las redes wifi y de la fibra óptica, que son absolutamente necesarias dentro del medio rural, y más para afrontar una crisis como ésta”. En este sentido, indica como la Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava está apostando a su vez por aquellas empresas que quieren mejorar sus equipos informáticos o bien sus equipos en redes, porque “lo vemos como una apuesta firme de cara al futuro y que les puede ayudar con las diferentes problemáticas o situaciones que se vayan encontrando”.

La Asociación para el Desarrollo del Campo de Calatrava comprende quince municipios de la provincia de Ciudad Real como Aldea del Rey, Almagro, Ballesteros de Calatrava, Bolaños de Calatrava, Calzada de Calatrava, Cañada de Calatrava, Carrión de Calatrava, Granátula de Calatrava, Miguelturra, Moral de Calatrava, Pozuelo de Calatrava, Torralba de Calatrava, Valenzuela de Calatrava,Villanueva de San Carlos y Villar del Pozo.