El Colegio de Médicos pone en marcha un servicio de atención y apoyo sanitario para sus colegiados

Lanza Ciudad Real
Sede del Colegio de Médicos de Ciudad Real

Sede del Colegio de Médicos de Ciudad Real

El Colegio de Médicos de Ciudad Real, a través del Programa de Atención al Médico Enfermo (PAIME), ha puesto en marcha un servicio de atención y apoyo psicológico para los colegiados ante la crisis sanitaria generada por la pandemia de coronavirus que atraviesa todo el país.

La junta directiva del Colegio piensa que “el impacto emocional de la extraordinaria situación que estamos viviendo por el COVID19 está siendo muy alto en toda la población, y especialmente en los profesionales sanitarios y dentro de ellos en los médicos. Los compañeros están viviendo situaciones muy duras y de muy alta carga emocional, con toma de decisiones muy complejas, un desempeño profesional diario bajo riesgo de contagio o un trabajo bajo situaciones de elevada presión, lo que puede generar que se sientan desbordados, angustiados o bloqueados, con sensación de impotencia, temor e incertidumbre”.

El Colegio Oficial de Médicos de Ciudad Real, a través del programa PAIME, con sus características de confidencialidad y atención integral, entiende que estas difíciles y excepcionales circunstancias en las que se pueden encontrar nuestros compañeros hacen necesario ofrecer de manera inmediata un servicio de atención psicológica.

El PAIME ofrece una línea telefónica a disposición de los médicos colegiados: 682164583 para que puedan llamar libremente ante cualquier situación de distrés relacionada con la crisis por la pandemia COVID19, de lunes a sábado de 16 a 20 horas y domingos de 10 a 14 horas durante el periodo que dure la alerta sanitaria, así como una atención  a través de correo electrónico: atencioncovidpaime@comciudadreal.org.

Las llamadas se recibirán en el horario señalado, siendo preferible contactar por correo electrónico para concertar una cita de llamada telefónica en previsión de la saturación de la línea. De esta manera, el médico colegiado contactaría por correo y se le contestaría concertando una cita para evitar así que al llamar la línea comunique.

Esta acción, que se llevará a cabo por psicólogas clínicas del programa PAIME, podrá completarse, al terminar la alerta sanitaria con la formación de grupos de médicos afectados por la situación de emergencia sanitaria ante el coronavirus.