El Gobierno de Castilla-La Mancha contribuye a la incorporación laboral de las personas con discapacidad

Lanza Ciudad Real

La directora provincial de Bienestar Social, Prado Zuñiga, ha visitado a Angel Villahermosa, un usuario del Servicio de Capacitación de la Asociación Laboravalia y de la Vivienda Tutelada para conocer su día a día laboral, unos recursos asistenciales financiados por el Gobierno de Emiliano García-Page con más de 791.000 euros desde el inicio de legislatura.

La directora provincial del Bienestar Social, Prado Zuñiga, ha visitado a Angel Villahermosa, un usuario del Servicio de Capacitación de la Asociación Laboravalia y de la Vivienda Tutelada para conocer su día a día laboral.

Cabe indicar que se trata de unos recursos asistenciales financiados por el Gobierno de Emiliano García-Page  con más de 791.000 euros desde el inicio de legislatura.

Angel trabaja como celador en la Clínica Quirón desde el año 2009 y entre sus tareas destacan las labores administrativas como el reparto del correo, el envío de las cartas a los pacientes, la ordenación de las facturas, destacando por una gran capacidad de trabajo y su implicación con la empresa.

En la vivienda Tutelada Angel comparte las habituales tareas del hogar y las actividades del día a día con otros cinco compañeros, -Cipriano, Ana, Luisma, José María y Juan Carlos- todos de localidades de la provincia, que han venido a  Ciudad Real a trabajar y que contribuyen con su esfuerzo y trabajo en la construcción de una sociedad mejor.

Inclusión social y laboral de las personas con discapacidad 

La directora provincial de Bienestar Social ha explicado que el servicio de Capacitación y Empleo con apoyo de la asociación ‘Laborvalía’ funciona desde el año 2004 y tiene como objetivo principal “fomentar” la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad, “dotándoles de apoyos personales” sobre la base de sus preferencias e intereses, con el uso exclusivo de los recursos comunitarios y desde la perspectiva del fomento de la conducta autodeterminada y la capacitación comunitaria.

Desde la puesta en marcha del servicio más de 300 personas con discapacidad de la provincia de Ciudad Real “han tenido la oportunidad de incorporarse al mercado laboral en las mismas condiciones que las de cualquier otro trabajador”.