El homicida del ferretero de Miguelturra a la policía: “He hecho algo muy feo”

Belén Rodríguez Ciudad Real /Miguelturra
Jesús Mora, copropietario de la ferretería La Plaza, era muy conocido en Miguelturra. Imagen del funeral celebrado el sábado / Clara Manzano

Jesús Mora, copropietario de la ferretería La Plaza, era muy conocido en Miguelturra. Imagen del funeral celebrado el sábado / Clara Manzano

El detenido por la muerte de Jesús Mora es un amigo del fallecido, residente en Quintanar de la Orden, localidad a la que se supone que se dirigían la noche del crimen. Admite ser el autor de la muerte, pero por ahora se ha negado a declarar sobre cómo pasó

I.C.M., el rumano de 25 años que ha confesado ser el autor del crimen del ferretero de Miguelturra Jesús Mora, de 59, cuyo cadáver apareció en un olivar del término de Herencia el viernes pasado, se arrepintió de lo que hizo casi en el acto.

“He hecho algo muy feo, he matado a un amigo”. Sobre las dos y media de la madrugada del jueves al viernes el presunto homicida del ferretero llamó al 091 y soltó esto mismo a la persona que le cogió el teléfono, dio algunos detalles más de la zona en la que supuestamente había abandonado el cuerpo del amigo (la policía tardó en localizarlo), y después, por indicación de los agentes, compareció directamente en la comisaría de la Policía Nacional en Ciudad Real.

“Se arrepintió en el acto”

“Se arrepintió prácticamente en el acto”, explica el abogado que se ha hecho cargo de su defensa  José Carlos Madrid. Según el letrado I.C.M. está colaborando, dice que discutieron, perdió los nervios y le dio un golpe certero a Jesús Mora con una herramienta. Por ahora no ha dado más detalles de cómo sucedieron los hechos, ni en comisaría el viernes, ni el en el juzgado de instrucción número 2 de Alcázar de San Juan que instruye el caso, “tiene lagunas”, explica su abogado defensor.

Eran del mismo grupo de amigos

Obrero de la construcción, I.C.M. se llevaba muy bien con Mora, “pertenecían al mismo grupo de amigos y en alguna ocasión, cuando venía por Ciudad Real, se quedaba a dormir en casa de Mora en Miguelturra”, según el letrado, aunque el joven vivía en una pensión en Quintanar de la Orden, en la provincia de Toledo.

Iban a Quintanar en el coche del acusado

La noche del jueves al viernes se supone que ambos se dirigían a Quintanar en el vehículo del detenido. En un determinado momento  discutieron, al parecer hay testigos que vieron la trifulca, e I.C.M. que lleva material de su trabajo en el coche cogió una herramienta y le asestó un golpe mortal, después abandonó el cuerpo en un paraje próximo a la zona, se supone, de la pelea, en un paraje de las inmediaciones de la carretera que une Herencia con Alcázar de San Juan, se volvió a montar al automóvil y siguió  conduciendoo hasta que reflexionó, desistió de huir, llamó a la policía y confesó.

“Tiene algún trastorno psíquico”

Su abogado sostiene que no estaba en sus cabales cuando cometió el crimen, “por las lagunas que tiene y lo que hizo estoy convencido de que sufre algún trastorno psíquico que vamos a intentar probar”, asegura.

El joven rumano está en prisión provisional desde el domingo. El titular del juzgado de instrucción y primera instancia de Alcázar que se ha hecho cargo del caso le imputa la autoría de un presunto delito de homicidio, “que concretará a medida que avance la investigación”.