El juez deniega a Mesa y Maldonado ampliar el plazo para presentar sus escritos de defensa

Los exdirigentes de la CEOE Cepyme de Ciudad Real solicitaron en julio más tiempo. El juicio será señalado en este mes

J. Y.
Ciudad Real

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 y de lo Mercantil que gestiona el concurso de acreedores (actualmente en fase de liquidación) de la extinta Confederación provincial de Empresarios de Ciudad Real (CEOE-Cepyme), denegó a dos de los tres considerados culpables de la quiebra de la entidad -por la Fiscalía y el administrador concursal- la ampliación del plazo para presentar los escritos con sus alegaciones.

Según ha podido saber Lanza de fuentes cercanas al proceso, Arturo Mesa y Álvaro Maldonado, ex presidente y ex secretario, respectivamente, de la desaparecida patronal ciudarrealeña, solicitaron formalmente el pasado 8 de julio ampliar el plazo de diez días marcado por el juez para que ambos exdirigentes, y también el que presidiera la siguiente directiva tras la dimisión de Mesa, Antonio Sánchez-Migallón, pudieran transmitir por escrito las justificaciones sobre su gestión y las consideraciones sobre los puntos por los que tanto el fiscal como Julián González, administrador concursal, los estiman culpables de la insolvencia de la entidad, ahogada por una deuda de más de siete millones de euros.

Tras calificar como culpables de la quiebra de la organización empresarial a los tres exdirigentes, el administrador concursal presentó una demanda ante el juzgado, a la que se adhirió el Fiscal (que también secundó las tesis de González sobre la gestión sancionable), para que ratifique dicha calificación dentro del procedimiento concursal. 

De este modo, el juzgado dio traslado a principio de verano a las partes, incluidas la representaciones legales de la concursada y los acreedores, para que los acusados se personaran y se pudieran defender, como así lo hicieron con el compromiso de presentar las alegaciones por escrito en un plazo de diez días para, posteriormente, celebrar  el juicio en base a estos alegatos.

Pero transcurridos pocos días, Maldonado y Mesa solicitaron dicha ampliación con el fin de ganar tiempo para poder profundizar en sus argumentos, petición que fue denegada el pasado 1 de septiembre a través de una resolución del juez.

De esta manera, el plazo ya  ha culminado y, al parecer, según las fuentes consultadas, el juicio srá señalado antes de que termine este mes de septiembre.

El administrador concursal consideró a los exgestores de una dejación de funciones al emplear el dinero recibido par formación para otros fines, por lo que considera, en su informe concursal, estas acciones deberían vincularse a la imposición de sanciones, así como  solicita que sean condenados a pagar el 20% por el déficit patrimonial fijado en más de 2,4 millones de euros.

También solicita la inhabilitación para encabezar actividades comerciales y como representantes de entidades societarias, entre otras privaciones.