El lanzador del cohete del accidente de Villarta se quemó la mano para evitar una desgracia

Belén Rodríguez Villarta de San Juan
Un miembro de las peñas coheteras lanzando artefactos pirotécnicos durante las Paces 2020, el viernes pasado / Clara Manzano

Un miembro de las peñas coheteras lanzando artefactos pirotécnicos durante las Paces 2020, el viernes pasado / Clara Manzano

La Guardia Civil ha abierto una investigación preliminar que enviará al juzgado. El herido más grave, un hombre de 68 años, se recupera en el hospital de una operación en un ojo. El otro herido es el lanzador que ya está en casa tras pasar por la Unidad de Quemados de Getafe

El lanzador del cohete del accidente que provocó tres heridos el viernes pasado en las fiestas de las Paces de Villarta de San Juan evitó una desgracia. Miembro de una peña cohetera de la localidad, el lanzador, de 33 años, es uno de los heridos: sufrió quemaduras en una mano al agarrar el resto de cohetes para que no explotaran, después de que lo hiciera el cohete del accidente.

Investigación de la Guardia Civil

Según la investigación pleliminar de la Guardia Civil el accidente se produjo sobre las cinco de la tarde. A esa hora el joven de las quemaduras y otro iban lanzando cohetes al final de la procesión de la Virgen de la Paz de Villarta. Uno sujetaba los artefactos pirotécnicos y el otro los lanzaba, con la mala fortuna de que uno de los cohetes rebotó en una cornisa e hirió de consideración a un hombre de 68 años (el único que sigue hospitalizado).

Además una chica sufrió una quemadura leve en una oreja, “por chispazos”, y el lanzador se quemó al coger el resto de cohetes para que no estallaran y evitar un mal mayor, han confirmado fuentes de la Guardia Civil

Operado de un ojo

Cuatro días después del accidente, a las cinco de la tarde del 24 de enero fiesta de la Virgen de la Paz, el único herido que sigue hospitalizado es el hombre de 68 años. Ha sido intervenido quirúrgicamente por lesiones en un ojo, “es posible que pierda algo de visión pero no el ojo”, han explicado fuentes municipales.

La familia del accidentado, un vecino de la localidad ya jubilado, le ha traslado al Ayuntamiento que “está muy bien, con ánimo  y fuerza para superar lo que le venga”.

De la investigación se ha hecho cargo el servicio de Intervención de Armas de la Comandancia de la Guardia Civil. Los especialistas en pirotecnia asistieron a esta popular fiesta de interés turístico regional en la que se lanzan en un solo día miles de cohetes.