El mercado americano se adelantó a la subida de aranceles y se abasteció de quesos, aceites y vinos castellano-manchegos

Julia Yébenes Ciudad Real
El queso manchego es uno de los principales productos afectados por los aranceles / Lanza

El queso manchego es uno de los principales productos afectados por los aranceles / Lanza

Según el director territorial del ICEX, Pedro Antonio Morejón, los importadores estadounidenses hicieron acopio hasta agosto de dichos alimentos

La puesta en marcha el 18 de octubre de la subida de aranceles a productos de la Unión Europea (UE) por parte de Administración estadounidense, no ha tenido efectos negativos para los sectores agroalimentarios de Castilla-La Mancha que comercializan en este mercado, ya que sus importadores previeron estas políticas e hicieron acopio de quesos, vinos y aceites manchegos antes de la entrada en vigor de la medida.

Así lo reflejan los datos del ICEX en el acumulado de resultados hasta agosto, que su director territorial, Pedro Antonio Morejón, interpreta para lanzadigital.

Hasta agosto, las exportaciones a Estados Unidos desde la región registraron “un fuerte crecimiento”, entre el 6% y el 9%, frente a la subida media general del 0,7% .

El aumento de operaciones, según Morejón, obedeció a la estrategia de aumentar el estocaje en tierras americanas de parte de unos importadores que preveían desde marzo la imposición de subidas arancelarias para los productos europeos, en base al juego político entre el Gobierno de Donald Trump y la Unión Europea.

“Productos como el queso, que es el estrella, y el aceite y el vino embotellados que deben abastecer el mercado en esta época ya están allí”, ha indicado Morejón, a la vez de precisar que fueron vendidos “para acumularlos en previsión de esta medidas”.

Al parecer, hay otras vías para la entrada de productos como el vino al mercado americano como es la venta en envases bag in box, de más de  dos litros, o a través de terceros mercados.

¿Y qué va a pasar a partir de ahora?

Pedro Morejón cree que habrá una parálisis en las salidas de mercancías a EEUU desde Castilla-La Mancha y, posteriormente, dentro de un periodo de entre tres y seis meses, “se retomarán las lógicas renegociaciones”, ya que la Unión Europea tiene previsto activar alzas en sus aranceles a productos estadounidenses, como el kétchup, componentes de aeronaves y otros alimentos.

A juicio de este experto, las negociaciones “cuajarán” y Castilla-La Mancha tendrá una repercusión “inocua” a los efectos de los aranceles temporales de octubre a navidades, en base “al contraataque en la negociación de productos americanos”.

Siete millones de subidas

Los efectos previstos por el Gobierno castellano-manchego por los aranceles del presidente estadounidense, eran de un incremento de siete millones de euros a una cartera de 250 millones de euros.

A juicio de la consejera de Economía, Empresas y Empleo tendría menos consecuencias en las grandes cifras de exportación de 7.300 millones de euros, pero sí a las partidas que pueden verse afectadas por esos incrementos arancelarios, como es el caso del vino, queso manchego y aceite de oliva.