El pago fiscal por los vehículos usados no vendidos puede alcanzar los 5 millones en Castilla-La Mancha

Ganvam denuncia DBC##1presionesDBC##1 de las Haciendas Autonómicas para cobrar más tasas por estos vehículos

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (GANVAM) denunció que las Haciendas regionales están “estrechando el cerco” a los concesionarios y compraventas de la región en el cobro de aquellas tasas derivadas de la transferencia de vehículos de particulares a profesionales. Ganvam estima que el pago exigido por las Haciendas regionales por los vehículos que acumulan en stock y no consiguen vender en el plazo de un año puede alcanzar los 90 millones de euros. En el caso de Castilla-La Mancha, este importe puede ascender a 4,8 millones.

La patronal de los vendedores explica que los concesionarios o compraventas que recogen un vehículo usado de un particular para su reventa están obligados a pagar un tipo del 4% por el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), aunque están exentos de liquidar este tributo si revenden el vehículo dentro del año siguiente a la fecha de adquisición.

No obstante, la crisis del sector automovilístico está provocando una apreciable dilación de los plazos de venta de vehículos usados –mayor conforme aumenta la antigüedad del vehículo- que impide, en numerosas ocasiones, acogerse a la exención en el ITP. El promedio de permanencia en stock de los automóviles vendidos con cuatro años se sitúa en 124 días, una media que frecuentemente engloba ventas con demoras superiores a un año.

Más inspecciones desde finales de año
Según Ganvam, esta “presión” por parte de las Haciendas regionales se ha acentuado desde mediados de 2008 con el levantamiento de numerosas actas tributarias a concesionarios y compraventas, que ha despertado el “clamor” de las redes de distribución, aquejadas de graves dificultades económicas derivadas de la refinanciación de la pólizas de crédito por el mantenimiento de sus stocks.
La patronal señala que en la actualidad el 46% de las ventas de usados corresponden a ventas de profesional a particular, lo que supone un volumen de 37.963 unidades en Castilla-La Mancha, de las cuales alrededor del 25% supera el año de stock y, por tanto, son susceptibles de pagar el tipo del 4% si sobrepasan el año desde su adquisición hasta su venta. El precio medio del VO vendido de profesional a particular se sitúa actualmente en torno a 12.800 euros después de las fuertes bajadas de precios de los últimos meses