El pleno de Daimiel aprueba una modificación de crédito

Lanza Daimiel
Un momento del pleno / Lanza

Un momento del pleno / Lanza

La sesión se ha resuelto en veinte minutos para una medida que venía dictaminada favorablemente por la Comisión de Hacienda y Régimen Interior, una vez solventadas las diferentes dudas y cuestiones que los grupos municipales plantearon en la misma. Este punto fue aprobado por mayoría con los votos de los populares y la abstención de la Oposición (PSOE e IU)

El Ayuntamiento celebró este miércoles a primera hora de la mañana un pleno extraordinario con el objetivo de aprobar una modificación de crédito destinada a dotar de créditos a las bolsas de vinculación jurídica de aquellos grupos de programas que cuentan con poco margen y que, como explicó el concejal de Hacienda y portavoz municipal, Jesús David Sánchez de Pablo, probablemente terminarán el año sin problema. No en vano, “la medida pretende dotar de crédito a las partidas más justas para hacer frente a posibles imprevistos”.  Para ello se aplica el principio de “prudencia” con el ánimo de “garantizar la prestación de todos los servicios y el mantenimiento de las infraestructuras hasta final de ejercicio”.

El edil detalló que, de no producirse hechos inesperados, una parte importante de esa consignación (276.100 euros) quedará sin utilizar. Como esta modificación de crédito se financia con remanente de tesorería para gastos generales, en el caso de que no se utilice, comentó, volverá a generar remanente en la liquidación del ejercicio.

La Oposición (PSOE e IU) justificó su abstención atendiendo a la reducida intervención de sus formaciones en la elaboración del presupuesto municipal, y, por ende, en las modificaciones.

Por su parte, Sánchez de Pablo matizó la reiteración a la que aludieron los portavoces del PSOE e IU, Ramón Galiana y Galo Sánchez Bermejo, respectivamente, al referirse al importante número de modificaciones de crédito y la posibilidad de haberse quedado “cortos” en el Presupuesto Municipal. Aclaró que este expediente es “habitual” a cierre de ejercicio y que sólo ha habido cuatro de redistribución de partidas de gasto mientras que las modificaciones restantes corresponden “al normal funcionamiento” de un ayuntamiento, como por ejemplo los expedientes de generación de ingresos al recibir alguna subvención.

En este sentido, el alcalde, Leopoldo Sierra, insistió en el mensaje de “prudencia” en la gestión municipal, aunque siga en suspensión la aplicación de las reglas fiscales como medida extraordinaria para hacer frente a la crisis de covid-19 y que implica dejar sin efecto los objetivos de estabilidad y deuda pública y no aplicar la regla de gasto. Dicha prudencia, recordó, “no la hubo con anterioridad en el Ayuntamiento” y siempre debe estar basada en el equilibrio para “no gastar más de lo que se ingresa”.