El PP critica la «alergia» de Sánchez a los parlamentos y a bajar impuestos

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Juan Antonio Callejas durante la rueda de prensa ofrecida

Juan Antonio Callejas durante la rueda de prensa ofrecida

Para los populares, los distintos gobiernos socialistas "no gestionan bien y derrochan el dinero público".

El diputado del Partido Popular por la provincia de Ciudad Real, Juan Antonio Callejas, ha criticado este viernes «la alergia» del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a los parlamentos y a bajar impuestos para seguir «derrochando dinero público».

Así lo ha puesto de manifiesto el ‘popular’ en una rueda de prensa ofrecida en la que ha criticado la gestión del PSOE, tanto a nivel regional como nacional, asegurando que ambos presidentes «se están forrando» con los impuestos de los españoles. «Tanto Page como Sánchez tienen alergia a bajar impuestos», ha afirmado Callejas, destacando que el pueblo español es «cada vez más pobre» mientras los gobiernos socialistas no toman medidas para apaciguar esta pobreza. «Deberían de aceptar las propuestas del PP para evitar el cierre de empresas y que las familias puedas llegar a fin de mes”, ha remarcado.

El parlamentario ha lamentado que “tengamos un PSOE que es lo mismo en España que en Castilla-La Mancha, que no gestiona bien y derrocha el dinero público, que no baja los impuestos y que no es sensible con las circunstancias que estamos viviendo los ciudadanos”.

Callejas también ha arremetido contra el «derroche de dinero público» que realizan estos gobiernos y que se ejemplifica, según él, con la construcción de la Ciudad Administrativa de la JCCM en el edificio del antiguo hospital del Carmen. Algo que a juicio de Callejas «no beneficia a nadie», lamentando que se vayan a destinar 30,5 millones de euros para este «proyecto faraónico» y que, además, sea sufragado con los Fondos Next Generation.

Ley de Seguridad Nacional

Por otro lado, Callejas ha lamentado que el PSOE quiera crear a su antojo una nueva ley de Seguridad Nacional, la cual no será aceptada por el PP debido a que «Pedro Sánchez, por real decreto y sin la participación del Congreso, pueda imponer prestaciones obligatorias a los españoles y sin ningún tipo de indemnización; que Sánchez, también por Real Decreto y sin la autorización del Congreso, pueda confiscar los bienes a cualquier particular o empresa en beneficio de la Seguridad Nacional que estime el presidente , y por último, y muy grave, que esta ley pueda permitir a Sánchez dejar fuera de juego la libre circulación de capitales”.