El PP denuncia despidos sin previsión en el Ayuntamiento de Manzanares

N. V.
Manzanares

El Partido Popular de Manzanares denunció “el desgobierno y la falta de previsiones” en el Área de Personal del Ayuntamiento, con “el cierre temporal de servicios como la Oficina de Turismo y la Oficina de Atención al Consumidor por despidos”, “diferencias notables en los requisitos de las diferentes convocatorias de empleo”, “bases de convocatorias contrarias a ley como el plan de empleo municipal con el empadronamiento”, “servicios que están a cuadros como el de informática” y “plazas cubiertas como consecuencia de los despidos por personas no cualificadas como las de cuidadoras del Centro Ocupacional, que desempeñan trabajadoras de la bolsa de ayuda a domicilio”.

La presidenta del PP de Manzanares, Lola Serna, fue más allá y dijo el jueves en rueda de prensa que “la existencia de personas contratadas en fraude de ley dentro del Ayuntamiento es la excusa para despedir”, pues según añadió, “el Gobierno popular se encontró a más de 50 empleados en esta situación, que arrastraban contratos no de 2 o 3 años, sino de 15 y 20 años, y algunos sin haber pasado por ningún proceso de selección y blindados desde los sindicatos”. También alegó que “todavía hay muchas personas que siguen en la misma situación y no han sido despedidas”. Además, tras señalar que los mismos técnicos son los que han definido algunos despidos como “improcedentes” con un coste de “15.000 euros al Ayuntamiento”, Serna destacó que “hay que tener en cuenta el mantenimiento de los servicios con calidad”. De hecho, la popular indicó que ésta ha sido la razón por la que “pese al anuncio de que todos los contratos temporales en el Ayuntamiento iban a ser de tres meses, ahora algunos son por periodos mayores”.

En total, la concejala del Grupo Popular señaló que “desde que está en el Gobierno local el Partido Socialista ha habido más de 100 despidos” y destacó que “estas medidas están perjudicando a los vecinos”, y todo ello, según añadió, “sin Comisión Local de Empleo que controle las bases de las convoctorias, ni el diálogo ni la transparencia de la que presume el PSOE”. Además, a su juicio existe una cierta complacencia por parte de los sindicatos, “manifestada en la retirada del recurso interpuesto por CCOO al plan de empleo municipal” por el asunto de empadronamiento.