En Ciudad Real aún quedan por firmar ocho convenios colectivos que afectan a 25.000 trabajadores

Responsables de CCOO reunidos con los negociadores de los convenios sectoriales

Responsables de CCOO reunidos con los negociadores de los convenios sectoriales

Comisiones Obreras advierte que "las dificultades que arrastramos en la negociación colectiva en la provincia amenazan con cronificarse”

El responsable regional de Negociación Colectiva de CCOO CLM, José Sánchez de los silos, se reunía en la mañana de ayer en Ciudad Real con el secretario provincial de Acción Sindical y con los negociadores de los convenios sectoriales, para comenzar a preparar la negociación colectiva del 2017.
“La negociación colectiva es la tarea primordial del sindicato y de las patronales; y ambas partes debemos ser conscientes de que clave para la actividad económica, para propiciar la creación de empleo y para mejorar su calidad”, resaltó el secretario general de CCOO Ciudad Real, José Manuel Muñoz.
En Ciudad Real, “las dificultades que arrastramos en la negociación colectiva amenazan con cronificarse. Si las patronales no asumen su responsabilidad, iniciaremos 2017 con sólo cinco convenios vigentes y 16 por negociar”
En estos momentos, en Ciudad Real hay ocho convenios sin cerrar, con 25.000 trabajadores afectados. Tres de ellos, Oficinas y Despachos, Transporte de Viajeros y Comercio Textil, están pendientes desde primeros de este año. Otros dos -Vinícolas y Metal- están bloqueados desde enero de 2015; dos más desde 2013 (Aguas y Aceites) y otro, Madera, desde 2014, en este caso porque la patronal estatal desapareció y los empresarios del sector siguen sin ponerse de acuerdo para reconstituirla.
“En el caso de la Madera poco podemos hacer desde Ciudad Real. En los otros siete, instamos a las patronales a asumir su responsabilidad. Es necesario desbloquear esta situación y firmar los convenios”
Además, de los 13 convenios actualmente vigentes, con 50.000 trabajadores afectados, hay ocho que caducan el próximo 31 de diciembre: Pompas Fúnebres y Tintorerías y Lavanderías concluyen la prórroga acordada para este año. Los otros seis – Ayuda a Domicilio, Derivados del Cemento, Construcción, Butano, Panaderías y Pastelería, concluyen su vigencia, ha indicado Antonio Cervantes.
Por su parte, el secretario regional de Negociación Colectiva de CCOO CLM, ha explicado que a nivel nacional, las patronales CEOE-Cepyme y los sindicatos CCOO y UGT ya han mantenido la primera reunión para definir los criterios y establecer los referentes de incrementos salariales de la negociación colectiva de 2017.
“Estamos muy pendientes del resultado de esa negociación, que se continuará el próximo día 20. Los sindicatos y las patronales de CLM tendremos que trasladar a la región los acuerdos que se alcancen a nivel estatal; pero por nuestra parte creemos necesario mejorar los salarios de los trabajadores de CLM por encima de la media estatal, para ir recortando la brecha que nos separa tradicionalmente, y que se ha ahondado durante la crisis”
En cualquier caso, subrayó Sánchez de los Silos, “es hora de que los trabajadores participen de las mejoras de la economía. Los beneficios empresariales sí que han dejado ya atrás la crisis, se han recuperado de sobra. Ha llegado el momento de que también lo noten los trabajadores, tanto en mejoras salariales como en más y mejor empleo”
“Los empresarios, respaldados por las reformas legales del PP, se están apropiando de todos las ventajas derivadas de la              caída de los precios del crudo y de las materias primas; de los recortes de los costes de financiación; de la bajada del impuesto de sociedades y de la devaluación de los salarios. Es necesario que repartan los beneficios ya, en forma de puestos de trabajo, de empleo más estable, de ganancias en el poder adquisitivo de los salarios”, recalcó José Manuel Muñoz.
En el Día Mundial del Turismo, que se celebra hoy, el secretario general de CCOO-Ciudad Real puso este sector como ejemplo del desequilibrio que se ha instalado en nuestro mercado de trabajo. “En el Turismo hay una cara A con record de visitantes, de ocupación, de pernoctaciones… que se traduce en suculentos beneficios para los empresarios. Pero la cara B son los bajos salarios, la contratación precaria, las horas impagadas, la explotación laboral que sufren los trabajadores y las trabajadoras”
“Tenemos que conseguir un equilibrio, y eso se busca y se alcanza en las mesas de negociación de los convenios colectivos. Ahí, nos negociadores y los asesores sindicales tienen que tener muy claros los objetivos, pero sobre todo tienen que tener el respaldo de los trabajadores afectados. La presión de los trabajadores la tienen que sentir las contrapartes; los empresarios nunca regalan nada”.