España estará en “el grupo de cabeza” de los países que presentarán su plan estratégico de la PAC

Julia Yébenes Ciudad Real
El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda / Clara Manzano

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda / Clara Manzano

Así lo ha asegurado el secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda

El secretario general de Agricultura y Alimentación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, Fernando Miranda, se ha mostrado seguro de que España estará “en el grupo de cabeza” de la Unión Europea que antes presentará su plan estratégico, de cara a la negociación de la nueva Política Agraria Común (PAC).

Según ha explicado a los medios en la comida de hermandad de Asaja Ciudad Real, el Mapama ha diseñado un calendario, que se iniciará a primeros de año con reuniones entre responsables del ministerio y de las comunidades autónomas “para hacer esos trabajos preparativos” y consensuar los conceptos básicos de la reforma.

Miranda ha defendido el actual modelo de financiación de la PAC, del que España es uno de sus firmes valedores, pues, a su juicio, “hay margen” para que no se vea afectada por el impacto del Brexit.

Una de las mesas de la comida / Clara Manzano

Una de las mesas de la comida / Clara Manzano

También ha destacado la necesidad de trasladar el importante papel de los agricultores, a la hora de conservar el medio ambiente y garantizar su pervivencia.

Miranda también ha pedido “tranquilidad” a los productores porque los pagos “no se van a interrumpir”, al menos hasta los años 2022 o 2023 cuando se produzcan los cambios, tras un “tiempo de adaptación”.

En cualquier caso, Miranda ha asegurado que la transformación será “evolutiva” y permitirá a los agricultores y ganaderos “adaptarse a las nuevas reglas”, así como “en ningún caso” supondrá el abandono de las explotaciones”. Todo lo contrario, ha puntualizado, porque el sector agrario en España “es pujante” como octava potencia europea, con un balance exportador de 50.000 millones, el segundo en valor, y también en resultados en la balanza comercial agraria.

En el mismo tono, Miranda ha destacado la subida en un 3,4% de la renta agraria en 2018, hasta alcanzar los 29.955 millones de euros, aunque no ha soslayado “los dificultades” de un sector “con una gran capacidad competitiva y exportadora”.

Ha visto, igualmente, “una oportunidad” para los productores castellano-manchegos el aumento de la demanda mundial de alimentos, a la hora de “salir al mercado y traer riqueza”.