El Colegio de Farmacéuticos reivindica el acceso al historial farmacológico del paciente

Mercedes Camacho Ciudad Real
Día Mundial del Farmacéutico

Día Mundial del Farmacéutico

Francisco José Izquierdo es el presidente del Colegio de Farmacéuticos de Ciudad Real / Clara Manzano

La provincia de Ciudad Real cuenta en la actualidad con 750 colegiados, algunos de los que ejercen su profesión en las 311 farmacias que hay en casi todos los pueblos de la provincia de Ciudad Real, mientras que otros lo hacen en otros ámbitos como la atención primaria, hospitalaria, investigación… Ese es uno de los aspectos que el presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real, Francisco José Izquierdo, quiere poner en valor con motivo de la celebración, este 25 de septiembre del Día Mundial del Farmacéutico.

Izquierdo, que a pesar de presidir el colegio desde hace tres años sigue siento el presidente de un órgano colegial de farmacéuticos más joven del país y demuestra unas importantes ganas de trabajar, hace hincapié durante la entrevista en la necesidad de seguir avanzando en beneficio de los pacientes para lo que, además de la formación continua que ofrecen a los profesionales desde el COF, reclama herramientas desde la administración como el acceso al historial farmacológico del paciente y un canal de comunicación bidireccional con los médicos.

Pregunta: Este martes, 25 de septiembre, se conmemora el Día Mundial del Farmacéutico. ¿Cuál es el objetivo de la celebración en esta edición?

Respuesta: El objetivo de este año es, como dice el lema “Los farmacéuticos: tus expertos en medicamentos”, incidir en el papel que juega el farmacéutico como experto en el medicamento en todas las áreas profesionales y niveles asistenciales.

Organizado por la Federación Internacional Farmacéutica (FIP), aprovechamos este día internacional para poner en valor el trabajo que desempeñan todos los farmacéuticos no solo en las oficinas de farmacia ya que, dentro de los 72.500 farmacéuticos que hay en España, tenemos presencia en hospitales, en atención primaria, análisis clínicos, investigación, distribución, docencia…

Es decir, el farmacéutico está presente en toda la vida del medicamento, desde la investigación y distribución hasta su dispensación, pero también en ámbitos como la formación de otros profesionales sanitarios y avanza en ámbitos como la implantación de servicios farmacéuticos.

Por eso queremos poner en valor esa acción asistencial que el profesional desarrolla hacia los pacientes gracias a que nuestra formación lo permite, porque históricamente hemos sido los responsables del medicamento y porque la ley nos lo exige.

P: ¿Cree que el papel del farmacéutico está suficientemente reconocido por la administración y la sociedad?

Creo que la sociedad, especialmente los pacientes de una cierta edad que comienzan a asistir de forma frecuente al Sistema Nacional de Salud, ya empieza a valorar esa accesibilidad y cercanía de un profesional sanitario cualificado al que puede acudir cada vez que lo necesita o tiene cualquier duda.

En el caso de las administraciones, creo que también porque mantenemos una estrecha colaboración en muchas materias como planes de promoción de la salud o de prevención de enfermedades… No obstante, también es cierto que la profesión va evolucionando, ya nos ocupamos de esa calidad asistencial concerniente al medicamento, y ahora debemos buscar nuevas líneas para desarrollar las exigencias que nos marca la ley.

Pero, en conjunto, considero que el profesional de farmacia es muy reconocido tanto en la oficina de farmacia como en el resto de ámbitos.

P: En esa evolución de la profesión, que ha sido más que notable en los últimos años, es fundamental la actualización de conocimientos de los profesionales…

R: Por supuesto, y en ello trabajamos intensamente desde el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real y desde el de Castilla-La Mancha. Es una de nuestras líneas fundamentales de trabajo incidir en la formación continua de los farmacéuticos que, al igual que cualquier otro profesional sanitario, está obligado a estar reciclándose continuamente para estar al tanto de todas las novedades, en este caso, en la farmacoterapia.

Día Mundial del Farmacéutico

Día Mundial del Farmacéutico

Izquierdo reivindica herramientas para seguir avanzando en la mejor atención al paciente / C. Manzano

P: ¿Por dónde cree que pasa el futuro de la farmacia y de los farmacéuticos?

R: El futuro es seguir centrándonos cada vez más en el paciente, evidentemente sin perder de vista el medicamento –en el que somos expertos-. En otras palabras, nuestro futuro más inmediato pasa por atender las necesidades del paciente en relación con su medicación, o sea de atención farmacéutica: indicación, dispensación y seguimiento farmacoterapéutico.

Yo siempre pongo el mismo ejemplo. Mi madre era farmacéutica y ella ya hacía atención farmacéutica antes de que se hablara siquiera de ese concepto, igual que hacía seguimiento farmacoterapéutico  aunque entonces no se registraba. Por eso debemos seguir en esa línea ya sí de manera más profesional, registrándolo bien y posibilitando que quede constancia de ello ya que conseguiremos aportar salud al paciente y ahorro a la administración.

P: Y en ese presente y futuro del que hablamos, ¿cuáles son las principales reivindicaciones de su colectivo profesional?

R: Tenemos muchas, como todos los colectivos, pero hay dos fundamentales. La primera de ellas es que se nos proporcionen las herramientas para cumplir adecuadamente con las exigencias que nos marca la ley como, por ejemplo, permitirnos el acceso al tratamiento farmacoterapéutico de los pacientes.

Nosotros no queremos saber qué patología tiene el paciente o de qué le han diagnosticado, pero sí necesitamos saber la medicación completa que tiene ese paciente para poder hacer un estudio sobre si es necesaria, si está siendo efectiva y si es segura. Son factores en los que el farmacéutico, en colaboración con los otros profesionales sanitarios, puede aportar un gran valor.

Y la segunda reivindicación está relacionada, porque si detectamos una inseguirdad o una ineficacia en el tratamiento, necesitamos un canal de comunicación directo con el médico para trasladarlo de una manera ágil. Sin embargo, en cada sitio el farmacéutico busca sus formas de hacerlo, bien por teléfono, por correo electrónico o a través de reuniones periódicas.

Sin embargo, insisto, en los tiempos que corren y con herramientas como la receta electrónica, es necesario un mecanismo de comunicación bidireccional entre el médico y el farmacéutico que nos permita alertarnos de cualquier problema que estuviera surgiendo con una medicación.

P: ¿El farmacéutico es el profesional sanitario más cercano?

R: En muchos casos, la farmacia se comporta como la puerta de acceso al Sistema Nacional de Salud ya que derivamos muchas consultas desde las oficinas. Somos un colectivo al que acude el paciente para tener una respuesta rápida de un profesional sanitario que no sea el “doctor Google” que tiene muchísimo peligro, especialmente en lugares en los que es el único centro sanitario que tienen accesible puesto en casi todos los municipios de la provincia hay una farmacia.

P: Para finalizar esta entrevista, ¿qué mensaje le lanzaría a la sociedad aprovechando este día mundial?

R: Como reza el lema, que sean conscientes de que, cuando tengan cualquier duda con su medicación, no duden en consultarlo con su farmacéutico que siempre estará dispuesto a ayudarle ya que son profesionales muy cualificados y muy cercanos.