El encierro de Fernán Caballero cuadruplicará los efectivos sanitarios tras la muerte de un corredor el pasado año

Carlos Monteagudo Ciudad Real
Imagen de un corredor cogido por un toro en el encierro del año 2017 / Clara Manzano

Imagen de un corredor cogido por un toro en el encierro del año 2017 / Clara Manzano

La muerte de un corredor el pasado año a causa de una cornada ha propiciado un incremento en medidas de seguridad con el fin de evitar casos similares y minimizar al máximo los riesgos.

El encierro de Fernán Caballero, que cada año se celebra el 30 de agosto con motivo de sus fiestas patronales y que está declarado de Interés Turístico Regional, cuadriplicará este 2019 sus efectivos sanitarios después de que el pasado año muriera un corredor a causa de una cornada mortal de uno de los dos toros que corren el encierro.

La nueva alcaldesa de Fernán Caballero, María Dolores Ortega, en declaraciones a Lanza, ha asegurado que este año cuadruplicarán el servicio sanitario presente en el tradicional encierro fernanduco. De este modo y tras el incremento de efectivos sanitarios, todas las “zonas de evacuación” del encierro, ya que éste se corre en un recorrido cerrado durante algo más de una hora, contarán con al menos una ambulancia, además del quirófano móvil y las UVI móviles que habrá como estos años de atrás.

Al incremento de personal sanitario se le sumará un refuerzo también en seguridad, ya que habrá un aumento de agentes de la Guardia Civil que velarán por la seguridad de los asistentes y por el buen transcurso del encierro taurino. Además, miembros de Protección Civil de localidades cercanas, así como un nutrido grupo de voluntarios del municipio que velarán por la integridad de los corredores, así como por el respeto hacia los dos toros que correrán el encierro.

Operarios municipales trabajan este miércoles en la colocación de las talanqueras y gradas / J.Jurado

Operarios municipales trabajan este miércoles en la colocación de las talanqueras y gradas / J.Jurado

El encierro contará con más medidas de seguridad y más posibilidades de evacuación después de que los ‘cacharritos’ de la feria, los puestos y los chiringuitos, que se ubicaban en el centro de la localidad, hayan sido trasladados hasta un nuevo recinto ferial que el Ayuntamiento de Fernán Caballero ha preparado para sus ferias y fiestas en honor a San Agustín.

Tres muertes en toda la historia del encierro

Un joven de 22 años de edad en el encierro del pasado año fue la última víctima que se cobró esta tradición fernanduca. ‘Comisario’, que así se llamaba el toro, le corneó en la parte izquierda del abdomen al mozo cuando éste intentaba resguardarse del toro en las talanqueras del recorrido. La cogida fue fatal para el joven y murió de camino al hospital.

Un terrible suceso que solo se había dado, hasta ahora, en dos ocasiones, concretamente en el año 1955 una y la otra en 1967. La primera de ellas, según recoge la edición de Lanza del 31 de agosto de 1955, uno de los toros corneó a un hombre que con un capote intentaba dar unos pases. La víctima, de 39 años de edad y vecino de la localidad cordobesa de Pueblo Nuevo del Terrible, murió a la escasa media hora de llegar al hospital por “una herida producida por asta de toro en el vientre”.

La segunda víctima de estos encierros, también recogida por Lanza, fue Gregorio Sobrino en 1967. De 43 años de edad y vecino de Malagón, perdió la vida en el Hospital Provincial de Ciudad Real después de ser lanzado violentamente por un toro hacia la acera durante el encierro y corneado en el muslo por uno de los dos morlacos.

Recomendaciones para correr el encierro

La emocionante peculiaridad del encierro ‘al estilo fernanduco’ consiste en la suelta de dos toros, procedentes de la ganadería local Víctor y Marín, en un recorrido con forma de uve. En él, los corredores pueden encontrarse a un animal de frente, mientras huyen perseguidos por otro, lo que suma peligrosidad al evento.

Por su peligrosidad y su peculiaridad, la alcaldesa de Fernán Caballero hace un llamamiento a la responsabilidad y pide, sobre todo a las personas que no han corrido nunca en ellos, que conozcan las normas del mismo, ya que de este modo pueden prevenirse accidentes.

Uno de las gradas donde se puede ver el encierro / J.Jurado

Uno de las gradas donde se puede ver el encierro / J.Jurado

Unas normas de “sentido común” que pasan por vestir una indumentaria adecuada, calzado deportivo y cómodo, correr con las condiciones físicas necesarias, además de estar “terminantemente prohibido” participar en el festejo taurino bajo los efectos del alcohol o de sustancias estupefacientes.

Además, la alcaldesa ha querido recordar que las talanqueras “son para que los corredores se refugien de los toros, no para que los espectadores vean el encierro desde ahí. Quien quiera verlo puede hacerlo desde las gradas”.