Lanza Digital

El encierro de Fernán Caballero en imágenes

Como cada 30 de agosto a las siete de la tarde daba comienzo el tradicional encierro al estilo ‘fernanduco’ que se celebra en la localidad de Fernán Caballero con motivo de sus fiestas en honor a San Agustín y en el que dos morlacos siembran el terror por las calles de la localidad. Como novedad, el Ayuntamiento de la localidad este año ha instalado en la localidad unas talanqueras para que los mozos se pudieran resguardar de los ‘bichos’.

El encierro comenzó con grandes carreras entre los mozos y los toros que salían descansados al sonido del tercer cohete de sus respectivos cajones, ubicados en el centro del recorrido.

Los morlacos hicieron las delicias de los corredores, provocando algún roce con los pitones de los astados, mientras los recortadores practicaban sus requiebros y engaños con ellos.

A los diez minutos de comenzar el encierro, uno de los dos morlacos que corren el encierro, que llevaba el nombre de ‘Comisario’, corneó en la zona izquierda del abdomen al mozo cuando éste intentaba meterse en las talanqueras, que se han instalado como novedad este año, para resguardarse del toro.

A la media hora de la tarde los toros comenzaron a venirse abajo, quedándose petrificados en el asfalto fernanduco, aunque provocando alguna carrera y susto que otro, pero sin más importancia. Sobre las 20.15 horas, salió el tradicional carro, encargado de ‘avivar’ a los toros y, a su vez, de meterlos a los corrales, conocidos como ‘La Tórtola’, donde se le da muerte a los morlacos.

Hasta las 21.00 horas los dos astados sembraron el miedo por las calles fernanducas.